Los fanáticos de «Summer House» han sido testigos de varias iteraciones de Carl Radke en diferentes temporadas del exitoso programa de telerrealidad. Después de la pandemia de COVID-19, el vendedor conocido por beber y festejar se había tomado un descanso del alcohol. «Dejé de beber en marzo», dijo Carl Personas en junio de 2020. En ese momento, sin embargo, no se había comprometido a dejar de beber por completo. «Solo necesitaba tomarme un descanso», compartió Carl. La estrella de Bravo notó que el alcohol tenía un impacto directo en sus relaciones y estaba ocultando subconscientemente sus sentimientos. El descanso de la botella lo ayudó con el crecimiento personal. «Es la primera vez que hago terapia mientras digo la verdad al 100%», dijo Carl.

?s=109370″>

Antes de volver a filmar «Summer House», el plan de Carl era beber solo de forma casual. «Entonces, fui este verano pensando que la moderación sería mi amigo», dijo a Us Weekly en febrero de 2021. Carl dijo que un factor importante que contribuyó a su forma de beber fue ayudar a calmar la ansiedad social, y agregó: «Bebería para ayudar». de relajarnos y creo que muchos de nosotros hacemos eso».

Fueron los fanáticos apasionados del programa de telerrealidad Bravo los que hicieron que Carl evaluara su comportamiento mientras estaba borracho. «Te ves en la televisión durante los últimos años y, quiero decir, me han dicho en la calle, ‘eres un pedazo de mierda’ y un ‘imbécil'», dijo. Acceso en marzo de 2021. Esas interacciones contribuyeron a que Carl reevaluara su relación con el licor.

Lo que Carl Radke odiaba de su comportamiento frente a la cámara

Ver viejos episodios de «Summer House» ayudó a Carl Radke a darse cuenta de que su forma de beber estaba afectando negativamente su vida, ya que se sentía decepcionado por sus arrebatos frente a la cámara. “Ciertamente, no estoy orgulloso de mucho de mi comportamiento”, dijo a CNN en un artículo publicado el 3 de abril. Al verse frente a la cámara, Caril aprendió: “Y cuando me emborracho, me enojo y digo locuras. y hacer tonterías». De hecho, después de ver algunas temporadas, la estrella de reality había visto suficiente. «La temporada 4, ya sabes, hubo episodios que no pude volver a ver porque estaba muy avergonzado», le dijo a CNN.

Aunque Carl decidió dejar la botella, el alcohol siguió siendo una parte integral de la serie Bravo. Esto llevó a Carl a tener discusiones francas con sus compañeros de casa. «Expresé mucho que luchaba con las drogas y el alcohol y necesitaba exponer eso para sostener [myself] responsable», recordó a CNN. Afortunadamente, el vendedor encontró el apoyo no solo de sus compañeros de reparto, sino también de su novia Lindsay Hubbard, quien era una notoria bebedora de vino en el programa. «Básicamente tuvimos una discusión en la que le dije que iba a ser sobrio con él», dijo.

No todo fue fácil para Carl mantenerse sobrio mientras sus compañeros de reparto continuaban bebiendo. «Creo que desde el principio me verán luchando un poco», le dijo a ET mientras hablaba de la temporada 6. Carl agregó que mantenerse sobrio hizo que fuera más fácil evitar el drama en las fiestas de la casa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí