El siguiente artículo hace referencia al suicidio.

Durante años, Gwen Stefani ha demostrado que es más que «solo una niña». Se dio cuenta por primera vez en 1995 como parte de No Doubt, una banda del Condado de Orange que aportó su propia dosis de ska a la escena punk. Desde entonces, le ha dado un buen uso a esa voz de Betty Boop, expandiéndose al territorio del pop y la danza electrónica, e incluso coqueteando por un tiempo. un poco con el ritmo mundial con el grupo y como solista de alto perfil. Además, Stefani ha sido una tímida defensora del empoderamiento femenino en obras como «The Climb», «Hollaback Girl» y la firma «Just A Girl».

?s=109370″>

Del mismo modo, ha estado dispuesta a deshacerse de ese exterior optimista para realzar los problemas personales, desde las consecuencias de una relación («Breakin’ Up» y «Don’t Speak») hasta las trampas negativas del éxito («Don’t Get It Twisted» y «Settle Down «). Pero también encontrarás mucha tragedia en sus canciones, seleccionadas de calamidad tras calamidad que Stefani ha enfrentado a lo largo de su carrera. Podría ser un forraje provocador para forjar melodías, pero esas catástrofes demuestran que ni siquiera el estatus de una de las artistas discográficas más veneradas de este siglo aún joven podría otorgarle inmunidad. En todo caso, las tragedias y los momentos difíciles que Stefani ha superado la han hecho apreciar más su posición. Como le dijo una vez a Seth Meyers: «Es simplemente hermoso ver la estela de las canciones y cómo han conmovido a todos».

Murió un miembro fundador de No Doubt

Al principio de la historia de No Doubt, ocurrió una tragedia. Cuando la banda comenzó en 1986, John Spence era el cantante principal original, con Eric Stefani en el teclado y Gwen Stefani relegada a contribuir con los coros de fondo. Según la entrevista, Spence no solo lideró la banda, sino que fue el corazón y el alma del grupo, a quien incluso se le ocurrió el apodo del acto.

«Él fue la inspiración para toda la banda», dijo Eric a Personas (a través de Entrevista). A su vez, Spence le pidió a su hermana que se uniera al equipo. Necesitando una salida para su introversión, subió a bordo como corista. «Era como la niña gordita que de repente creció durante el verano y se metió de lleno en la música y dijo ‘así es como me veré'», le dijo a Howard Stern. «Mi hermano mayor ya estaba allí, así que solo era su amigo. Yo era un Bambi, era muy pasivo».

El impulso de la banda en el Condado de Orange creció hasta que fueron sorprendidos por la noticia de que Spence se había suicidado un año después. «Fue una cosa tan increíble, de la nada, que sucedió», recordó Gwen a Stern. Queriendo que la banda continuara, Gwen optó por compartir la voz principal con el trompetista Alan Meade. Cuando finalmente se fue, Gwen asumió todas las funciones de fachada, un cambio de personal que alteraría permanentemente el rumbo de No Doubt.

Si usted o alguien que conoce tiene pensamientos suicidas, llame a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-TALK (8255).

Heartbreak y el compañero de banda

Siendo un marginado durante la escuela secundaria, Gwen Stefani probablemente no salía mucho o nada. Convertirse en corista de No Doubt hizo maravillas por su comportamiento, especialmente cuando el acto comenzó a ganar seguidores locales. También condujo a otro desarrollo en su propia evolución: su primera relación seria cuando se juntó con Tony Kanal, el bajista del grupo. Este fue un gran no-no en lo que respecta a la política de la banda. «Al principio, tuvimos que ocultar que estábamos juntos, porque se suponía que nadie como él saldría conmigo en la banda», dijo Stefani a Howard Stern. «Cuando John murió, fue cuando todo el mundo se enteró».

La pareja enfrentó una curva de aprendizaje empinada mientras equilibraba una relación romántica y laboral. Fue mucho para hacer malabares después de que No Doubt firmó con Interscope en 1991, lanzó dos álbumes en cuatro años y estuvo de gira sin descanso para apoyar esas salidas. Pero en 1994, con la banda todavía en alza, Kanal rompió con Stefani.

Según The Guardian, la separación devastó a Stefani y casi acabó con la banda. Con el tiempo, usaría la experiencia para escribir la letra de «Don’t Speak», que sigue siendo uno de los mayores éxitos de No Doubt. Pero primero, otro incidente interrumpió su impulso.

El hermano de Gwen Stefani se levantó y renunció No Doubt

No Doubt enfrentó otro golpe interno cuando Eric Stefani, el miembro fundador y líder creativo del grupo, dejó la banda en 1994. Aparentemente, Eric no estaba contento con las bajas ventas de sus dos primeros álbumes y, siendo un conocedor de la música alternativa, no le gustó la forma las cosas iban con el sello o la banda.

«Mi hermano es muy excéntrico y no es bueno para las críticas en ese sentido, estaba tan frustrado», dijo Gwen Stefani a Variety, recordando el cabezazo detrás de escena mientras coescribía «Don’t Speak». Perplejo, Eric dejó la banda por un trabajo de animación en «Los Simpson». La partida dejó atónita a su hermana. «Mi hermano, cuando renunció, fue lo peor que me pudo pasar», compartió con Howard Stern.

Pero la salida de su hermano y su separación de Kanal de alguna manera generaron suficiente energía para que Gwen se volviera creativa. «De repente, de la nada, empiezo a escribir canciones», agregó. «No sé cómo escribirlos, no sé de dónde vienen, no toco ningún instrumento. Ahí fue donde finalmente descubrí que esa chica pasiva se había ido. Fue como si encontrara un enfoque y Encontré un poder». Gwen dio un paso adelante y contribuyó en gran medida a su próxima salida, irónicamente titulada «Reino trágico». Lanzado en 1995, abrió a la banda de par en par, vendiendo más de 13 millones de copias.

La separación de Gwen Stefani de Gavin Rossdale

Poco después de su ruptura con Tony Kanal, Gwen Stefani conoció y finalmente se enganchó con el líder de Bush, Gavin Rossdale. Cuando los dos finalmente se casaron en 2002 y se convirtieron en padres cuatro años después, Stefani, que ya disfrutaba de una lucrativa carrera en solitario, parecía consciente de que la vida familiar que involucraba a un bebé y dos músicos que trabajaban no iba a ser tan alegre. «Todos estos años que hemos estado juntos, siempre nos ha gustado vivir en diferentes países, estar de gira y estar separados», le dijo a Jimmy Kimmel poco después de dar a luz a su primer hijo, «pero con el bebé ahora, es va a ser duro».

Dos hijos más y varios éxitos más tarde, el matrimonio tocó fondo en 2015. Si bien hubo muchos rumores sobre lo que sucedió, Stefani no dijo nada sobre la causa de la separación. “Lo que les diré es que estuve casada por mucho tiempo y ahora ya no”, le dijo a Ryan Seacrest. «Y fue como si fuera un shock».

Encontró alivio de esa conmoción cuando se unió al cantante de country Blake Shelton, su colega en el programa «The Voice», al que se unió en 2014. Un día, Shelton reveló con tristeza a los jueces y al equipo que su matrimonio con la cantante Miranda Lambert había terminado. . Stefani luego le contó su lucha a Shelton y los dos se conectaron de inmediato. «Recién comenzamos esta amistad, que fue increíble que Dios nos pusiera en una posición para tenernos el uno al otro en este momento», le dijo a Howard Stern.

Las celebridades han llamado a Gwen Stefani

Gwen Stefani ha hecho algunas cosas que no le sientan bien a otras figuras públicas. Tomemos como ejemplo a la rockera Courtney Love, quien, en un artículo de Seventeen de 2004, replicó: «No estoy interesada en ser la animadora. No estoy interesada en ser Gwen Stefani». Como Stefani le dijo a Billboard, hizo «Hollaback Girl» con Pharrell después de que cierta persona la «intimidara» y la «llamara animadora».

Algunas de las llamadas se han agregado a una conversación importante. En 2005, la comediante Margaret Cho se refirió a la controvertida era de las chicas Harajuku de Stefani y a la apropiación de la cultura japonesa. «Quiero que me gusten y quiero pensar que son geniales, pero no estoy segura de poder hacerlo», escribió Cho en su blog. «Quiero decir, los estereotipos raciales son realmente lindos a veces, y no quiero desanimar a todos al señalar el espectáculo de juglares». En el artículo de Billboard antes mencionado, Stefani dijo que se siente «un poco a la defensiva cuando la gente [call it culture appropriation]porque si no nos permitiéramos compartir nuestras culturas, ¿qué seríamos?».

En 2016, tabloides como Inquisitr publicaron rumores de una disputa entre Stefani y la ex esposa de Blake Shelton, Miranda Lambert, quien supuestamente llamó a la cantante de No Doubt una «destructora de hogares» después de que entabló un romance con el veterano de «The Voice». Además, una fuente afirmó a En contacto que Lambert estaba «cansado de que Gwen hablara incesantemente sobre su romance con Blake». Por supuesto, todo esto son chismes, pero los dos no parecen estar en los términos más amigables.

Ha estado involucrada en juicios.

Gwen Stefani enfrentó algunos problemas legales a lo largo de su carrera. TMZ informó que un fan demandó a la cantante después de romperse la pierna en una multitud durante un concierto de Stefani en 2016 en Charlotte, Carolina del Norte. Al demandar por daños y perjuicios, el espectador lesionado afirmó que Stefani desencadenó la estampida por negligencia cuando alentó a la audiencia a acercarse al escenario. El caso se resolvió extrajudicialmente en 2019.

Un año antes, TMZ informó que un peluquero intentó demandar a Stefani y al coautor Pharrell Williams por 25 millones de dólares, alegando que su éxito de 2014 «Spark the Fire» robó líneas de una canción que escribió años antes llamada «¿Quién tiene mi encendedor?». Afirmó, en 1998, que tocó la canción para Stefani mientras trabajaba en su cabello. Según The Hollywood Reporter, el juez declaró que las dos canciones no eran similares y desestimó el caso.

En 1997, una pelea entre el sello independiente Trauma y el distribuidor Interscope involucró a la banda de Stefani, No Doubt. Según Los Angeles Times, Trauma demandó a Interscope cuando este último afirmó que la banda era parte de su lista, robando a la compañía más pequeña una importante fuente de ingresos. En un acuerdo, Trauma recibió $3 millones, pero perdió la banda. Los Angeles Times también informó sobre una demanda que No Doubt ganó contra el creador de videojuegos Activision, quien alteró las imágenes de la banda en un juego llamado «Band Hero», convirtiendo a «los miembros en un acto de circo de karaoke virtual».

Quedó ‘sacudida’ por la muerte de un concursante de Voice

Ser panelista en «The Voice» ofrece muchas ventajas para los músicos famosos como Gwen Stefani. Un programa de televisión popular generalmente significa estabilidad de ingresos durante al menos un par de temporadas y brinda el beneficio filantrópico de impartir valiosos consejos a los advenedizos desconocidos. Pero en ocasiones extremadamente raras, los participantes tienen que lidiar con una gran cantidad de dolor.

Tal fue el caso de la muerte a tiros en 2016 de Christina Grimmie, finalista del tercer lugar en la sexta temporada de «La Voz». Fue asesinada mientras firmaba autógrafos después de un concierto en Orlando, según Billboard. Stefani, que no se unió a «The Voice» hasta la temporada 7, nunca conoció a la cantante, pero Grimmie no era ajeno al novio de Stefani, Blake Shelton, quien ha sido panelista desde el principio. «Estoy aturdido, disgustado y desconsolado porque perdimos a esa dulce niña», dijo. tuiteó. «Mantener a la familia @TheRealGrimmie en mi corazón y mente».

Cuando Access le preguntó sobre la tragedia, Stefani dijo: «Todos, ya sabes, están conmocionados. Es solo un shock y… me hace sentir totalmente vulnerable».

Su compañero de composición murió de cáncer.

Michael James Ryan, también conocido como Busbee, fue un productor nominado al Grammy que dirigió estudios de grabación en proyectos que involucraron a artistas como Pink, Shakira y Keith Urban. Amigo de Blake Shelton y Gwen Stefani, Ryan coprodujo el álbum navideño de 2017 de la vocalista de No Doubt, «You Make It Feel Like Christmas». En septiembre de 2019, murió de cáncer cerebral. La tragedia golpeó duramente a Stefani y Shelton. «Más que roto hoy», escribió Stefani en Instagram. «Destrozado. @blakeshelton, gracias por presentarme a esta leyenda. Vamos a extrañar a nuestro amigo, nos vemos allá arriba, Busbee. #Genius #ILOVEUANDKNOWIT». Shelton también lamentó públicamente la pérdida. tuiteando«Absolutamente no puedo aceptar la pérdida de mi amigo y el de Gwen, Michael (Busbee). Demasiado que decir sobre las redes sociales».

Antes del lanzamiento de «You Make It Feel Like Christmas», Stefani elogió al productor y explicó por qué le encantaba trabajar con él. «Lo bueno de él es que no tiene límites de género», dijo a Entertainment Weekly. «Me dijo: ‘¡Tiene que ser crudo, punk y algo clásico al mismo tiempo!'».

Stefani esperaba que el tándem creativo continuara, un sentimiento que relató en una entrada en las redes sociales un año después de la muerte de Ryan. «Iba a ser mi futuro socio en el crimen escribiendo canciones, pero se fue al cielo», publicó en Instagram.

Gwen Stefani dio positivo por COVID

En un compromiso de 2021 en el Teatro Zappos de Las Vegas, Gwen Stefani reveló por qué tuvo que cancelar algunos de sus espectáculos de residencia en febrero de 2020. Según MSN, le dijo a la multitud: «Fui la primera en tener COVID, en En caso de que se lo pregunten… Solo porque no puedo tocarlos, todavía estoy respirando su aire en este momento, así que ese es el riesgo que estoy tomando porque los amo chicos».

Puede que no haya sido la primera, pero habría estado entre los primeros de la lista, ya que su diagnóstico se realizó casi un mes antes de que la Organización Mundial de la Salud declarara una pandemia y semanas antes de que se implementaran los protocolos de salud. En enero de 2020, The New York Times informó que cuatro personas ya habían muerto a causa de la infección en los Estados Unidos. Dos años más tarde, ese número había aumentado a más de 950.000. Según el Centro de recursos de coronavirus de Johns Hopkins, a partir de marzo de 2022, más de 6 millones de personas han muerto a causa del coronavirus en todo el mundo.

Murió el antiguo jefe de seguridad de No Doubt

Curtis Garrett era alguien literalmente cercano a Gwen Stefani porque tenía que serlo. Era el guardia de seguridad personal de No Doubt, y no fue simplemente contratado de la nada para proteger al grupo en algún encuentro extraño aquí y allá. Los dos habían disfrutado de una larga historia juntos, desde que él se convirtió en jefe de seguridad de la gira de 2002 de No Doubt en apoyo de su álbum «Rock Steady».

Cuando Garrett murió repentinamente en 2021, Stefani, a quien le faltaban dos meses para casarse con Blake Shelton, estaba comprensiblemente desconsolada. Tomó su cuenta de Instagram para rendir homenaje al guardaespaldas con una foto del hombre y agregó: «Curtis, te amo y te veré allá arriba». El bajista de No Doubt, Tony Kanal, también recordó al jefe de seguridad al que llamaban «Big C» con cariño. «Era un hombre amable y gentil con una sonrisa interminable y una risa contagiosa», escribió. «A veces lo veía instruir al equipo de seguridad de esa noche sobre cómo quería que trataran a la audiencia: con cuidado, amabilidad y respeto».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí