Ja Rule es uno de los mayores enigmas de la industria musical. Nacido como Jeffrey Atkins, el rapero ha vendido millones de discos y ha ganado millones a través de su música, series de televisión de realidad, Sigue las reglasy memorias de 2013, Unruly: Los altibajos de convertirse en hombre – entre sus muchas otras empresas comerciales. También es el tipo que hizo este comercial de giroscopios. Para cierta generación de fanáticos del hip hop, Ja Rule, quizás injustamente, se ha convertido en algo así como el hazmerreír. Su estilo alguna vez celebrado de cantar sus propios ganchos se convirtió en un punto de discusión para muchos oyentes a principios de la década de 2000. Años más tarde, ese estilo de música domina las listas de éxitos, y no es exagerado considerar a Ja Rule como uno de los antepasados ​​del rap cantante contemporáneo.

A pesar de sus éxitos y logros, la carrera de Ja Rule ha sido todo menos fácil. De hecho, sus mínimos probablemente incluso superen sus muchos máximos. Desde los problemas legales del músico y los escándalos épicos hasta sus históricos problemas de hip hop, Ja Rule se ha visto envuelto en un torbellino de mala prensa a lo largo de los años. Sintonice mientras reunimos los detalles más sórdidos de su vida y carrera, pintando una imagen del lado sombrío de Ja Rule.

Ja Rule vendió drogas a amigos de la familia

Vender drogas a veces se considera un medio de éxito y supervivencia para muchos, y celebrar que el estilo de vida está profundamente arraigado en la cultura hip hop. Al crecer en Hollis, Queens, Ja Rule comenzó a emular a los traficantes de drogas locales a una edad temprana.

«Esas son las primeras, ya sabes, figuras exitosas que ves cuando vienes del barrio», dijo el rapero mientras hablaba sobre los traficantes de drogas en un 2014. Vlad TV entrevista. «… Esa es tu primera visión de lo que es el éxito y descubres cómo obtener ese éxito, y la forma más fácil es agarrar un paquete y salir a la calle o lo que sea».

Reveló que se involucró por primera vez en el tráfico de drogas alrededor de los 12 o 13 años, y explicó que inevitablemente se vio obligado a apresurarse para ayudarlo a él y a su madre a mantenerse a flote. La ocupación llevó a algunas relaciones incómodas para un joven Ja Rule, ya que recuerda haber vendido a los padres de sus amigos. «Tíos que estaban cerca de nosotros, sus padres estaban en la mierda», dijo Ja Rule. «Hermanas y hermanos, y también solíamos venderles. Ya sabes, nuestro lema era, si no lo iban a obtener de nosotros, lo obtendrían de otra persona. Entonces, cuando miro hacia atrás en esos tiempos y situaciones, pensé, que era como una locura que hacer, venderle a las mamás de tu hombre «.

Comienza la carne de vacuno de Ja Rule con 50 Cent

Antes de intercambiar tomas líricas en los escenarios más importantes de la industria, Ja Rule y 50 Cent eran solo dos raperos que venían de vecindarios cercanos en Queens, NY.Según 50, su enemistad desde hace mucho tiempo comenzó inicialmente cuando Ja lo vio con el tipo que le robó la cadena. . Sin embargo, Ja Rule negó esta afirmación, sugiriendo en cambio que el problema comenzó cuando 50 Cent supuestamente se sintió menospreciado después de haber sido excluido del video de «Murda 4 Life» en 1999.

50 supuestamente XXL que se detuvo en ese video para confrontar a Ja, pero fue apartado por el legendario gángster y narcotraficante Kenneth «Supreme» McGriff, quien aparentemente le dijo: «Déjalos en paz, hombre. Sabes que no van a hacer nada. » Pero el joven rapero no escuchó. Black Child, uno de los colaboradores de Ja Rule, recuerda que su némesis apareció ese día y contó Vlad TV, «Supongo que siente que Ja no le extendió la alfombra roja … Volvió al barrio y escribió una canción».

Esa canción era «Your Life’s on the Line», en la que 50 Cent parece burlarse del canto «Murda» de Ja Rule. En otra canción creada durante ese tiempo, «Ghetto Qu’ran», 50 reveló alguna información sobre la actividad ilegal pasada de Supreme. Al año siguiente, el rapero recibió nueve disparos y Supreme fue investigado por presuntamente planear su muerte. Si bien las dos disputas pueden parecer desconectadas, Ja Rule luego afirmó que Caliente 97 que 50 Cent les dijo a los investigadores que había un vínculo.

Ja Rule, 50 Cent y la pelea de Atlanta

Un par de meses antes del infame tiroteo de 2000, tanto Ja Rule como 50 Cent estaban listos para actuar en Atlanta. Todas las partes involucradas recuerdan una conversación que tuvo lugar entre los dos raperos y que se convirtió en una pelea después de que el amigo en común Chaz «Slim» Williams los convenciera de hablar … pero los otros detalles difieren.

Williams, un neoyorquino respetado y mediador de esa reunión, afirmó que Ja vino a hablar con 50 con un bate de béisbol en la mano. Después de que hizo un gesto con el bate, 50 Cent supuestamente lo golpeó y estalló una pelea. Si bien Williams alegó que nadie resultó herido en la pelea, Ja Rule tenía una historia diferente. «La conversación se calentó porque me enojé y comencé a gritarle y decirle que era un perra», afirmó Ja en Caliente 97. «… Entonces él me ataca. Me agarró un poco, pero lo sumergí y luego lo golpeé con el bate, ‘¡Poom!’ Entonces, ahora empezamos a pelear «. Ja Rule alegó que él y sus amigos golpearon a 50 mientras los demás miraban. Sin embargo, Black Child lo recuerda aún más teatralmente, contando Vlad TV, «Ja y yo lo perseguimos a través del vestíbulo y mierda. Y las puertas del ascensor se cerraron justo a tiempo».

De acuerdo a XXL, 50 Cent afirmó que Ja Rule perdió un colgante de collar durante la pelea, que fue arrebatado por uno de los chicos de los 50 y cambiado por un reloj Movado. Sin embargo, Ja Rule negó esta acusación en particular.

¿Ja Rule estuvo involucrado en el apuñalamiento de 50 Cent?

Poco después del incidente de 2000 en Atlanta, Ja Rule y 50 Cent se reunieron una vez más, esta vez en la ciudad de Nueva York en el estudio de grabación Hit Factory. Como dijo más tarde el productor Chris Gotti Vlad TV, Ja, que estaba en muletas en ese momento, supuestamente se enteró de que 50 estaba en el edificio y estaba decidido a enfrentarlo. «Tenemos alrededor de 40, 50 tipos con nosotros», dijo Gotti. «… Fuimos a buscarlo al estudio». El resultado, por Los New York Times, 50 Cent sufría «cortes y puñaladas en la espalda».

Gotti y su hermano, Irv Gotti (también conocido como los directores ejecutivos del sello discográfico Murder Inc. de Ja Rule) fueron acusados ​​de asalto en grupo y asalto en primer grado. Mientras tanto, el rapero Black Child confesó haber apuñalado a 50 en la espalda, pero afirmó que fue en defensa propia. Por Complejo, los cargos fueron luego desestimados. Por su parte, 50 Cent afirmó que ni siquiera fue al hospital después, aunque luego recibió tres puntos del ataque. Mientras tanto, Los New York Times informó que posteriormente 50 obtuvieron una orden de protección contra sus agresores, lo que hizo mella en su credibilidad callejera. De acuerdo a XXLSin embargo, el papeleo fue simplemente una formalidad presentada por el NYPD.

Si bien Ja Rule no estuvo técnicamente presente en el incidente, definitivamente no ayudó a esta disputa en curso, con los raperos lanzando pistas de distorsión, incluidas «Race Against Time II» de Ja y «Back Down» de 50 Cent.

Ja Rule fue acusado de agresión en Toronto

En junio de 2004, Ja Rule estaba en un club nocturno en Toronto cuando un grupo de clientes se formó cerca de él y comenzó a gritar declaraciones «despectivas» sobre su ya infame pelea con 50 Cent, según EE.UU. Hoy en día. Frustrado con la multitud, supuestamente Ja golpeó a un hombre en la cara. Fue acusado y posteriormente puesto en libertad bajo fianza de $ 10,000 (CAD). La víctima recibió un ojo morado y cortes.

A principios del año siguiente, Ja Rule se declaró culpable de agresión y recibió una multa de $ 1,200. «Lamento mis acciones», dijo a los periodistas después de su comparecencia ante la corte. El juez también se disculpó ese día, diciendo que los comentarios que supuestamente gritaron algunos clientes eran «vergonzosos» y una «vergüenza» para la ciudad canadiense.

Sin embargo, según el hombre que recibió un puñetazo, Sandeep Grewal-Singh, ni siquiera era una de las personas que le gritaban al rapero, sino simplemente un espectador, quien fue golpeado y arrojado al suelo y por un tramo de escaleras. , según su demanda civil (a través de ¡MI! Noticias). Como resultado del ataque, Grewal-Singh afirmó que sufrió «un severo shock físico y emocional en el sistema» y que resultó «permanentemente herido». También alegó que experimentó «desgarros masivos, desgarros y daños en sus músculos, tendones, nervios, ligamentos, vasos sanguíneos y estructura esquelética» y «todavía se siente nervioso al salir» años después del asalto.

¿Estaba Ja Rule involucrado en un plan de venganza?

Una fiesta celebrada en diciembre de 2004 para Ja Rule en un club de Midtown, Nueva York, se volvió sangrienta cuando un hombre fue asesinado a tiros y otro herido en las horas posteriores. De acuerdo con la New York Post, los investigadores apuntaron inicialmente en dirección al rapero y sus guardaespaldas después de hablar con la víctima sobreviviente, Troy Moore.

Si bien el posible motivo parecía un poco claro, se sugirió que el tiroteo podría haber estado relacionado con otro crimen. Moore y el hombre que murió, Willie «Bang Bang» Clark, ambos habían cumplido una condena en la cárcel y se rumoreaba que eran sospechosos de una serie de robos, incluido uno contra el hermano del rapero Foxy Brown. Los investigadores pueden haber creído que los guardaespaldas de Ja Rule estaban actuando en venganza por los robos, o enfadados por llevar ese tipo de calor a la fiesta del rapero. Después de todo, Ja era amigo de Foxy Brown y su hermano, Pretty Boy, en ese momento.

Independientemente de la razón, los investigadores supuestamente poseían imágenes de vigilancia, que mostraban que el vehículo de Ja Rule se detuvo frente al club después de que Moore y Clark lo pasaron. Se vio a uno de los guardaespaldas del rapero acercándose al auto. «Ven conmigo, está bajando», dijo el guardaespaldas, según los informes, antes de que otro guardaespaldas saliera del vehículo y los dos hombres del equipo de seguridad de Ja Rule aparentemente dispararan a Moore y Clark.

El libro revelador de una bailarina detallaba un supuesto romance con Ja Rule

En su libro de 2005, Confesiones de una video vixen, Karrine Steffans lanzó bastantes bombas escandalosas sobre la industria de la música. La ex bailarina de video reveló que tuvo relaciones sexuales con una gran cantidad de celebridades de renombre, muchas de ellas en relaciones con otras mujeres en ese momento. Según el libro, incluso estaba casada con el pionero del hip hop, Kool G. Rap ​​… pero fue su supuesto tiempo con Ja Rule lo que más la impactó.

«Después de que la cosa terminó con Ja, creo que me volví un poco loco buscando su reemplazo», escribió Steffans (vía Los New York Times). «Una vez que algo terminaba con uno de ellos, incluso si terminaba horriblemente, eso solo me haría querer recuperar lo que pensé que tenía».

Pero Ja Rule, quien había estado en una relación con la misma mujer desde la escuela secundaria, negó las acusaciones de Steffans. Durante un 2013 HipHollywood En la entrevista, el rapero adivinó los motivos de Steffans, afirmando: «Soy un objetivo para mujeres falaces que no quieren vernos felices a mí ya mi esposa». Ja agregó: «Entonces inventarán historias y harán lo que tengan que hacer para vender libros, o estar en programas de televisión … Tomarán una pequeña situación y la convertirán en algo mucho más grande de lo que es. «

Lil ‘Mo se lo pone a Ja Rule

A principios de la década de 2000, Lil ‘Mo y Ja Rule colaboraron para hacer dos grandes éxitos, «I Cry» y «Put It on Me». Si bien eran dos de las canciones más importantes de la carrera de Ja Rule en ese momento, Lil ‘Mo luego convirtió ese éxito en discos con artistas como Jay-Z y el difunto Tupac. Sin embargo, la cantante no miró hacia atrás con mucho cariño a sus tratos con Ja.

«Dos récords», dijo Lil ‘Mo en una entrevista con Noticias MTV. «Esos dos récords gobernaron 2001. Todo el mundo lo sabe». No solo afirmó que no le pagaron sus contribuciones, sino que ni siquiera obtuvo el reconocimiento adecuado. «Ayudé a ese hermano a vender 3 millones de discos y no tengo una placa[Parael[forthe[Parael[fortheRegla 3:36 álbum]. Hice ‘Parking Lot Pimpin’ y Jay-Z me envió una placa por cada canción que ha hecho, una tarjeta de agradecimiento y una botella de Cris «.

En 2005, Lil ‘Mo decidió presentar una demanda contra Ja Rule, Murder Inc. Records y Def Jam por $ 15 millones. Mientras habla con Todo Hip Hop, afirmó que posee el 10 por ciento de «Put It on Me» y dijo: «Esto va más allá de lo personal, esto es un negocio. Este es mi sustento como artista. No ganamos dinero hasta que el sello gane dinero, así que como compositor que fue parte de mi carrera y se suponía que iba a recibir una cantidad sustancial de dinero «.

Afortunadamente, Lil ‘Mo y Ja Rule se reconciliaron más tarde y lanzaron otra canción juntos.

Ja Rule pasó tiempo en prisión por armas e impuestos

En julio de 2007, Ja Rule se unió a Lil Wayne en el escenario durante un concierto en Manhattan. Más tarde esa noche, Ja fue detenido por exceso de velocidad. Por CNN, la policía encontró, escondido en el asiento trasero de su Maybach, un arma cargada con el número de serie tachado. De acuerdo a Noticias MTV, el rapero se declaró culpable de «intento de posesión criminal de un arma» y fue sentenciado a dos años de prisión en 2010.

Mientras cumplía ese tiempo, Ja Rule fue acusado de evasión de impuestos. Fox News informa que el rapero admitió no haber pagado impuestos sobre más de $ 3 millones en ganancias de 2004 a 2006. Como resultado, fue sentenciado a 28 meses de prisión, la mayoría de los cuales podría completarse mientras cumplía su sentencia anterior. Mientras se dirigía a la corte antes de su segunda sentencia, Ja Rule dijo: «De ninguna manera intenté engañar al gobierno ni hacer nada ilegal. Era un joven que ganaba mucho dinero; me estoy quedando un poco ahogado». no sabía cómo manejar estas finanzas y no tenía gente que me guiara, así que cometí errores «.

En febrero de 2013, solo 20 meses después de su sentencia de dos años por cargos de armas, Ja Rule fue liberado de prisión y se le permitió terminar el tiempo restante de su sentencia de evasión de impuestos en arresto domiciliario.

La participación de Ja Rule en un servicio de tarjetas de crédito incompleto

En 2015, Ja Rule se unió al CEO Billy McFarland para ayudar a promover Magnises, «una tarjeta negra exclusiva con ventajas especiales y acceso VIP para los millennials», según Nylon. El rapero fue nombrado Creative Head y portavoz de la compañía. «Todos tenemos ojos, pero no todos tienen visión», dijo a la salida de su empresa comercial. «Hay que tener esa visión para ver qué estará de moda mañana. Creo que eso es lo que hace que la gente sea grandiosa: poder ver lo que el público necesita y quiere mañana, no hoy».

La tarjeta se abrió primero para miembros en Nueva York, luego se expandió a otros estados del país. De acuerdo a Fortuna, «Por 250 dólares al año, los miembros obtendrían acceso a eventos exclusivos de celebridades, un servicio de conserjería para conseguir entradas para conciertos difíciles de conseguir y reservas en restaurantes, y acceso a un elegante salón compartido». Si bien la tarjeta negra solo duplica la tarjeta de crédito real de un miembro, les permite «deslizar con estilo».

Magnises afirmó haber crecido de 1.200 miembros en 2014 a 100.000 en 2016, pero la página de WeFunder de la compañía solo incluía 10.000 miembros. La forma en que la empresa ganaba dinero también era un misterio. La página de WeFunder alegaba que se financiaba principalmente con las cuotas de membresía, pero un miembro del equipo de administración de Magnises dijo que se basaba principalmente en eventos de marca. Al final, los miembros comenzaron a quejarse de «promesas incumplidas», sobrecargos y malos tratos comerciales, según Fortuna. Magnises obtuvo una calificación de «F» con el Better Business Bureau y finalmente colapsó junto con el catastrófico Festival Fyre.

Ja Rule fue quemado por el Festival Fyre

Billy McFarland, director ejecutivo de Magnises, dijo Piedra rodante que el plan para el desafortunado Fyre Festival fue tramado a principios de 2016 por él y su socio comercial, Ja Rule. Todo sonaba increíble: grabaron un hermoso video promocional que presentaba a personas como Bella Hadid y Emily Ratajkowski, prometedoras, según Elle, «Yoga en la playa, trampolines acuáticos, seabobbing … música, arte, comida y … $ 1 millón de tesoros y joyas reales escondidas alrededor de la isla». El evento también tuvo una lista elegante de actos musicales alineados, incluidos Lil Yachty, Blink-182 y Migos.

Sin embargo, lo que recibieron los invitados fue mucho menos de lo prometido. Poco antes del inicio tan esperado del evento en abril de 2017, El periodico de Wall Street Advirtió que algunos actos musicales aún no estaban pagados y los invitados estaban preocupados por la falta de comunicación. De acuerdo a Cartelera, los vuelos llenos de invitados de pago ($ 1,200 / invitado) con destino a Exumas se retrasaron y luego se cancelaron. Aquellos que llegaron a la isla se encontraron con tiendas de campaña para desastres, se les dio poco apoyo y se les alimentó con queso en pan.

Hablando con Piedra rodanteMcFarland dijo: «Fuimos un poco ingenuos al pensar por primera vez que podíamos hacer esto nosotros mismos. El año que viene, definitivamente comenzaremos antes». Sin embargo, al año siguiente, McFarland fue acusado de una demanda de $ 100 millones y sentenciado a seis años de prisión por fraude. Su socio, Ja Rule, fue considerado ignorante de las malas acciones del festival en julio de 2019.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here