Después de convertirse en el ganador más joven de «Project Runway» en 2008, la carrera de Christian Siriano se fue a las carreras. The Bravolebrity no perdió el tiempo en comenzar su propia marca y difundir su ropa a todos los estados de la Unión. Ahora es casi imposible visitar un centro comercial sin encontrar una etiqueta con su nombre. Cuando un concursante de la temporada 19 llamó a Siriano «el diseñador más exitoso que haya salido de ‘Project Runway'», no se encontró ni una pizca de hipérbole.

Más de una década desde su victoria, Siriano tiene un valor estimado de $ 10 millones de dólares, según Celebrity Net Worth. Si bien aún no está al nivel de Tommy Hilfiger o Ralph Lauren, Siriano ha amasado una fortuna considerable en su tiempo en la industria de la moda, especialmente impresionante dada su corta edad.

Sin embargo, el camino de Siriano hacia la riqueza no estuvo exento de dificultades. En una industria conocida por la exclusión, Siriano tuvo que luchar para ser tomado en serio como diseñador debido a sus raíces en los reality shows. Descubra cómo Christian Siriano desafió los estándares de la industria para crear un negocio lucrativo y cómo, a cambio, cambió la moda.

Christian Siriano empezó temprano

Mucho antes de que Christian Siriano cautivara a los fanáticos de la moda en todo el mundo, vivía en Maryland, fomentando su amor por el arte y el diseño. Sus padres se separaron cuando él era joven, pero ambos siempre lo han apoyado. «¡Tuve una gran infancia!» le dijo a la revista De Novo. «Mi familia apoya mucho las artes y la creatividad».

Particularmente interesado en el diseño de vestuario, Siriano asistió a la escuela secundaria en la Escuela de Artes de Baltimore (¿alguien más de repente tiene ganas de ver «Step Up»?). Reflexionando sobre su tiempo en la institución en el Simposio anual Charles C. Baum de Negocios y Artes, compartió que si bien la primera colección que creó en BSA estaba «pegada en caliente y era horrible», todavía «funcionó». Deseoso de mantener el impulso, se postuló para la universidad en el Fashion Institute of Technology, pero, como dijo en una reunión en 92nd Street Y (a través de Elle), «Bueno, no lo entendí, así que en cambio, Fui a Londres y estudié allí «.

La moda es una industria notoriamente difícil de ingresar, y Christian Siriano lo hizo en parte construyendo una red a través de pasantías con algunos de los mejores diseñadores del siglo XXI, incluidos Vivienne Westwood, Marc Jacobs y Alexander McQueen. Hablando sobre el difunto diseñador en el evento 92nd Street Y mencionado anteriormente, Siriano dijo: «McQueen era un lugar muy inspirador, y era un lugar muy creativo. Todavía trato de dirigir mi estudio así porque era muy práctico».

Una lucrativa victoria en Project Runway

Aunque Christian Siriano ya tenía experiencia en la industria de la moda, su carrera comenzó en serio después de ganar la temporada 4 de la exitosa serie de competencia de Bravo «Project Runway». Su victoria presentó sus diseños al mundo y lo catapultó al estrellato. (¿Quién podría olvidar esa mirada de vanguardia que él y el difunto Chris March crearon?) «Solo planeaba ganar. No sabía qué iba a hacer con mi vida si no ganaba», dijo. EE.UU. Hoy en día. Tampoco sabemos qué hubiéramos hecho si él no hubiera ganado. Probablemente ahorró dinero.

Ganar «Project Runway» no solo le dio influencia, sino que le valió una gran cantidad de dinero. El paquete de premios incluía un auto nuevo, un paquete en Elle y la friolera de $ 100,000 dólares, que invirtió en comenzar su propia marca. Años después de ganar la competencia él mismo, Siriano regresó al escenario de «Project Runway» en una capacidad diferente, sirviendo como guía para los concursantes, reemplazando al venerado mentor de «Project Runway», Tim Gunn.

Siriano aprovechó la oportunidad para atraer más atención a su sello y mostrarles a los concursantes lo que es posible a través de la plataforma «Project Runway». «Y quiero decir, obviamente, cuando estaba en ese programa, tenía 21 años, ¡un niño real!» dijo en una entrevista de 2019 con The Washington Post. «Y ahora, con un negocio, 40 empleados, una empresa real, la gente puede ver con qué empiezas y en qué puedes convertirlo».

Su etiqueta superó los ‘fracasos’ desde el principio

La carrera de Christian Siriano tuvo un boyante trampolín llamado «Project Runway», que transmitió su nombre y llenó su cuenta bancaria, pero el diseñador tuvo que trabajar duro para que la industria lo tomara en serio, o incluso le prestara atención. «Al principio, los fracasos eran muy duros», dijo Siriano en el Simposio Charles C. Baum de Negocios y Artes. «En cada colección, estaba haciendo lo que pensaba que era un trabajo hermoso, entre 40 y 50 piezas, pero ningún minorista lo estaba recogiendo».

Después de debutar con su etiqueta epónima en la Semana de la Moda de Nueva York, las historias sobre su línea no se publicaron en los medios de comunicación de moda populares. «A veces sería bueno ser juzgado como lo son otras marcas jóvenes», dijo a The New York Times en 2009. «Es muy difícil para cualquiera avanzar, porque no sabes si eres bueno».

Por supuesto, Siriano es bueno, y su talento se aseguró de que trascendiera su etiqueta de estrella de la realidad. Una de las primeras temporadas de su ropa lista para usar le valió aproximadamente $ 5 millones de dólares, y su negocio solo ha seguido creciendo gracias a sus diseños. «Lograr que el cliente regrese temporada tras temporada no tiene nada que ver con nada. La ropa tiene que ser buena, eso es todo», dijo a The Guardian. Y tiene razón, la ropa es buena.

Las innumerables colaboraciones de Christian Siriano

Christian Siriano siempre ha tenido una mentalidad de hacer dinero. En estos días, es común ver a diseñadores de alta gama colaborar con marcas asequibles: piense en Balmain y H&M o Stella McCartney y Adidas. Siriano comenzó esta práctica al principio de su carrera. «No quiero ir por la ruta de QVC. Quiero comenzar de alto nivel y trabajar mi camino hacia abajo», le dijo a USA Today sobre su enfoque.

Él entiende que las cosas de alta gama no son exactamente accesibles para todos, por lo que ha tomado medidas para asegurarse de que su trabajo llegue a una audiencia más amplia. «Algunas de las prendas que quiero hacer que me encantan como una pequeña soñadora, no todas las van a comprar. Y son muy caras de hacer. Así que la forma en que complemente eso es asociándome con otras marcas y haciendo otros proyectos que puedan ayudar a financiar esa parte del negocio «, dijo a The Washington Post.

Y asociándose con otras marcas que tiene. Siriano ha colaborado con marcas como Payless y Lane Bryant, y vende su ropa en tiendas departamentales asequibles como Kohl’s y Macy’s. También ha expandido su etiqueta para diseñar decoración del hogar, vendiendo sus productos a través de minoristas como Wayfair.

Sin embargo, antes de que su ropa estuviera en todos los grandes almacenes de Estados Unidos, estaba colaborando con marcas inesperadas como Starbucks y LG para financiar su marca, según The New York Times. Incluso escribió un libro: «Estilo feroz: cómo ser tu yo más fabuloso». El hombre sabe ganarse la vida.

Muchas estrellas visten a Christian Siriano

Los diseños de Christian Siriano no solo son populares entre las masas; a las celebridades también les gusta su ropa. Como se señaló en el sitio web del diseñador, sus vestidos han sido usados ​​por una larga lista de superestrellas, una lista que incluye celebridades como Angelina Jolie, Rihanna, Lady Gaga y Oprah Winfrey. Naturalmente, sus desfiles atraen a una multitud deslumbrante: su desfile de la Semana de la Moda de Nueva York de 2021 atrajo a varios rostros famosos, incluidos Alicia Silverstone y Busy Philipps.

Un cliente de muy alto perfil tuvo un gran efecto en su carrera: la ex primera dama Michelle Obama eligió usar uno de sus vestidos debido a su compromiso de hacer ropa para todos. «Ella eligió usarme en la Convención Nacional Demócrata porque estaba vistiendo a todas estas otras mujeres de tamaño y color», dijo a Fashion Week Daily. «He estado celebrando a todos estos diferentes tipos de personas durante mucho tiempo».

Vestir a las celebridades ha valido la pena para el diseñador, literalmente. Después de que se viera a la Primera Dama con su vestido de $ 995 dólares, mucha gente quería tener en sus manos una copia de la prenda. No ha revelado el número exacto vendido, pero aseguró a The Guardian que fue «una gran cantidad». «Créame, me encantaría presumir de ello», añadió. Y nos encantaría saberlo.

Christian Siriano está cambiando de moda

Además de tener éxito financiero, el enfoque inclusivo del diseño de Christian Siriano ha contribuido a cambiar la industria de la moda. «Crecí con una madre de talla 16 y una hermana de talla 0, así que nunca pensé que eso no fuera normal, simplemente asumí que tenías que vestir a todo el mundo», le dijo a The Guardian. Compartió un sentimiento similar cuando se sentó con la actriz Christina Hendricks para InStyle para conversar sobre su carrera. «Estaba emocionado de trabajar con todos, ¿y por qué no?» él dijo. ¿Un bono adicional? Ser inclusivo ha sido bueno para su cuenta bancaria. Como dijo en un evento de 2018 92nd Street Y (a través de Elle), «Agregar tallas grandes a mi línea triplicó mi negocio. ¿Por qué no harías eso?»

Siriano no solo ha vestido a mujeres de todos los tamaños; también los ha puesto en la pasarela. Después de cruzarse con la popular modelo de talla grande Ashley Graham, la eligió para uno de sus programas y los ha mantenido desde entonces. «Después de conocer a estas mujeres increíbles, no tenía sentido volver a mi casting normal», dijo a Fashion Week Daily.

Cuando Siriano fue nombrada una de las personas más influyentes de Time en 2018, el actor Leslie Jones reflexionó sobre cómo él era el único diseñador que quería vestirla para el estreno de «Los Cazafantasmas», y eso lanzó una colaboración de larga duración. Ella escribió: «Esa es la especialidad de Christian Siriano: hace que cada pieza se sienta como si tuvieras que tenerla y como si estuviera hecha para ti».

Christian Siriano tiene unas bonitas propiedades inmobiliarias

Christian Siriano comenzó a salir con el músico Brad Walsh en 2007, y menos de una década después se casaron. Al igual que Siriano, Walsh también ha tenido éxito financiero: según Idol Net Worth, tiene un patrimonio neto estimado de $ 8.5 millones de dólares. Los dos adquirieron enormes propiedades inmobiliarias, incluida una impresionante casa de vacaciones en Danbury, Connecticut. Tan impresionante, de hecho, decidieron usarlo como el lugar de su boda, según Brides. Su relación llegó a su fin oficialmente cuando Siriano solicitó el divorcio en 2021, según Entertainment Tonight.

Hablando de casas de vacaciones, Siriano compró una segunda residencia en Westport, Connecticut, y la propiedad apareció en Architectural Digest en 2020. «El último año o dos, simplemente no he dejado de hacer espectáculos, colecciones, colaboraciones», dijo. . «Yo estaba como, necesito un descanso. Quería algo zen y fácil».

Siriano también mostró su hogar en «Cribs», el reinicio del exitoso reality show de MTV desde principios de los años. Además, como señaló la revista W, Siriano organizó un desfile en la propiedad durante la pandemia mundial. El costo de la casa no ha sido revelado, pero estamos dispuestos a apostar que fue una compra cara.

Retribuir es grande para Christian Siriano

Christian Siriano no solo gasta su dinero en hermosas propiedades inmobiliarias; él también devuelve. El diseñador es un apasionado de múltiples causas, muchas asociadas a la moda, como era de esperar. Siriano estuvo especialmente ocupado en medio de la pandemia de COVID-19, donando al Fashion Scholarship Fund, per People, y creando máscaras para los trabajadores de primera línea en los hospitales de Nueva York. «Estoy recortando máscaras durante tres horas algunos días, lo cual no es muy emocionante pero se siente bien», dijo a la revista W. Y su trabajo no pasó desapercibido por el estado: como informó WWD, Nueva York le dio más de $ 350,000 para mantener la producción de PPE.

Además de ser miembro del Council of Fashion Designers of America, una organización sin fines de lucro que dona a varias organizaciones, Siriano se ha convertido en un elemento fijo de la Met Gala. Si bien es conocido por ser una fiesta exclusiva donde las personas más famosas del mundo crean momentos icónicos de la moda, el evento es un evento para recaudar fondos para el Metropolitan Museum of Art Costume Institute, según The New York Times. Las creaciones de Siriano, como el vestido floral que hizo para Lili Reinhart en 2021, han deslumbrado en la alfombra roja una y otra vez.

Si bien su talento como diseñador lo distingue, su compasión por los demás es lo que lo hace sobresalir. «Empatía, generosidad, caridad, amabilidad, voluntad de ayudar, voluntad de escuchar. Ninguno de estos es difícil», dijo. tuiteó en 2016. «Te hacen mejor».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here