Es posible que recibamos una comisión por las compras realizadas a partir de enlaces.

Jada Pinkett Smith y su madre Adrienne Banfield-Norris siempre han parecido cercanas. Coanfitriones de «Red Table Talk» de Facebook, el dúo de madre e hija ha estado revelando secretos familiares íntimos a los espectadores desde 2018. Un clip impactante de los archivos del programa resurgió en abril, en el que Jada compartió que ella y su esposo Will Smith solo » se casó porque Gammy [Banfield-Norris] estaba llorando» (según el New York Post). «Estaba bajo tanta presión, ya sabes, siendo una actriz joven, siendo joven, y estaba como embarazada y no sabía qué hacer». dijo Jada en la mesa redonda, en la que participaron su madre, Will, y su hija Willow.

De hecho, el programa de entrevistas de Facebook de Jada y Banfield-Norris a menudo parece una sesión de terapia familiar. En otra sorprendente admisión, Banfield-Norris le reveló directamente a Jada que ha tenido «sexo no consensuado» con el padre del alumno de «Gotham», Robsol Pinkett Jr. (a través de Personas). «Sabía que mi madre y mi padre tenían una relación muy violenta desde el principio», dijo Jada en el mismo episodio, y señaló que siempre notó «un par de cicatrices» en el cuerpo de su madre cuando era niña.

Para una madre y una hija cuya relación aparentemente ha soportado lo peor (y ha sobrevivido), había un elemento sorprendentemente ausente durante la infancia de Jada.

Jada Pinkett Smith y su madre son cercanas a pesar de la falta de contacto en la infancia

Jada Pinkett Smith desea que ella y su madre se abrazaran más en su juventud. En un episodio reciente de «Red Table Talk», Jada y Adrienne Banfield-Norris revelaron una falta en su conexión pasada mientras entrevistaban a la autora Kelly McDaniel, quien escribió «Mother Hunger: How Adult Daughters Can Understand and Heal From Lost Nurturance, Protection and Guidance». .» Banfield-Norris dijo en un clip obtenido por E! News, «Una de las cosas que tanto faltaba en mi relación con mi madre y con Jada era simplemente tocar».

Con Jada confirmando el déficit de «abrazos» cuando era niño, Banfield-Norris agregó: «Es incómodo porque en nuestra familia no nos abrazábamos. Sabíamos que éramos amados, pero no era ese tipo de contacto cariñoso» ( según el New York Post). La mujer de 68 años ahora abraza mucho a su nieta Willow Smith y le dice con cariño a la cantante de «Emo Girl»: «Se sintió tan bien poder tener eso». Desafortunadamente, como compartió Banfield-Norris, «me lo perdí con Jada».

Sin embargo, Banfield-Norris estuvo lejos de ser una madre ausente. Durante el mismo episodio, Jada divulgó cómo Banfield-Norris «salvó [her] vida otra vez» cuando le advirtió que no abordara el bote de un extraño en Italia una vez, por Personas. Jada, que estaba «a punto de subirse a ese bote», escuchó la advertencia de su madre de que «si algo te sucede, nadie te escuchará». sacándola de eso. Ella recordó, «Dije, ‘Oh, chasquido, mamá. Tienes razon.'»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí