Los fanáticos de la lucha libre fueron los primeros en presenciar el poder estelar de Dave Bautista cuando irrumpió en escena como su personaje animal de la WWE, Batista. Después de convertirse en 6 veces campeón mundial de peso pesado, Bautista dejó el cuadrilátero por Hollywood, donde su imponente estatura y su carisma silencioso le valieron papeles en «Blade Runner 2049», «Guardianes de la galaxia», «El ejército de los muertos» y » Cebolla de cristal: Un misterio de Knives Out». Pero el ascenso de Bautista a la fama no fue una historia de éxito de la noche a la mañana. El luchador convertido en actor comenzó su carrera después de luchar durante años para sobrevivir.

Después de soportar una infancia plagada de pobreza y crimen, Bautista pasó su vida adulta tratando de mantenerse a flote. Durante una aparición en 2020 en «The Kelly Clarkson Show», le preguntaron a Bautista qué hubiera querido ser cuando fuera un niño pequeño. «Quería estar vivo y no en la cárcel», respondió. Continuó diciendo: «Mi vida comenzó a los treinta».

A los treinta, Bautista comenzó a luchar, una edad en la que muchos luchadores planean jubilarse. Pero ser un desarrollador tardío en la industria no redujo su capacidad para tener éxito. De hecho, el éxito de Bautista como luchador, y ahora como actor, es particularmente inspirador considerando los obstáculos que ha superado en el camino.

Su dura infancia

Dave Bautista nació en 1969 en Washington, DC y creció en un barrio plagado de delincuencia. En sus memorias de 2008, «Batista Unleashed», escribe sobre sus primeras experiencias y revela que «tres personas murieron en diferentes momentos en mi patio delantero antes de que yo cumpliera nueve años».

Según The Tampa Bay Times, Bautista fue testigo de una de estas muertes. Él y algunos niños del vecindario estaban jugando afuera cuando la mamá de Bautista se encontró con un hombre que había recibido un disparo justo afuera de la casa de la familia. Llamó a la policía y los niños continuaron jugando, aparentemente insensibles a la inquietante escena que se desarrollaba a su alrededor, ya que estos incidentes no eran raros.

Bautista le da crédito a su madre, Donna Raye, por sacarlo de ese vecindario. Él escribe en su libro: «No diré que la pobreza y el crimen que me rodeaba no me afectaron cuando crecí… Pero para mí, DC no era el infierno chupador de vidas que era para mucha gente. Y la gran razón de eso fue mi mamá». Después del incidente del tiroteo, Donna Raye mudó a la familia a San Francisco.

Una vida familiar difícil

Dave Bautista, apodado «El Animal» durante su tiempo en la WWE, se encuentra en un imponente 6 pies y cinco y está cubierto de tatuajes. Pero hubo un tiempo en que él era solo un niño pequeño que intentaba navegar por el mundo en circunstancias menos que ideales. Una de esas fuentes de conflicto fue la relación de Bautista con su padre.

Bautista escribe en sus memorias, «Batista Unleashed», «básicamente desde que pude caminar, nunca sentí que mi padre nos apoyara». Bautista continúa diciendo que su padre nunca estuvo realmente cerca y que su madre asumió ambos roles de padre en la crianza de él y su hermana. Con los años, la relación no mejoró mucho. Bautista explica: «No creo que alguna vez haya querido ser padre. Recientemente me dijo que nunca supo cómo ser padre. Eso era jodidamente obvio. Pero podría haber tenido una mejor oportunidad de eso.»

Si bien Bautista no tenía una figura paterna fuerte, se unió a su primo mayor, Anthony, con cuya familia vivió durante un tiempo. «Anthony y yo éramos cercanos mientras crecíamos, muy cercanos… [he was] lo más cercano que tuve a un hermano cuando era niño». Los dos niños pasaron mucho tiempo juntos, incluso peleando de manera fraternal. «Siempre lo admiré y quise ser como él», escribe Bautista. Tristemente, Anthony murió en un accidente automovilístico a principios de la década de 2000.

La pobreza llevó al robo

Cuando Dave Bautista dice que creció en la ruina, no está exagerando. En «Muscle Expert Podcast» de Ben Pakulski, reveló: «Ni siquiera teníamos muy poco, no teníamos nada. Hubo, y no estoy bromeando, momentos en los que no teníamos comida». La familia también carecía de otras necesidades y luchaba por comprar ropa y zapatos. «Recuerdo un par de zapatos que tenía gastados en la parte de abajo, y tuve que pegar cartón dentro de ellos para que mis pies no se mojaran», revela Bautista en sus memorias, «Batista Unleashed».

En una entrevista de 2016 en el podcast «Anna Faris Is Unqualified», Bautista habló sobre meterse en problemas cuando era niño y dijo: «Estaba rodeado de un montón de matones, hombre. Siempre éramos como robar cosas, robar esto, robar aquello». .. la policía nos recogería y mi mamá tendría que venir a buscarnos y darme una paliza». Cuando se le preguntó qué tipo de cosas robaron él y sus amigos, Bautista le dijo a Anna Faris: «[We were] robar cosas como sudaderas… cosas que no podíamos pagar… videojuegos… bicicletas, cosas estúpidas como esas».

Abandonó la escuela secundaria

Dadas las circunstancias de los primeros años de vida de Dave Bautista, no es difícil imaginar que la escuela también hubiera planteado algunas dificultades. Aunque llegó a su último año de la escuela secundaria, terminó abandonando los estudios. Le dijo a Men’s Health: «Mis circunstancias eran diferentes y la escuela no era una prioridad. Así que tomé una ruta diferente, porque quería comer».

Aunque la decisión de no graduarse parece haber sido por necesidad, Bautista todavía tiene sus arrepentimientos. En una entrevista con SportBible, Bautista admite: «Si pudiera regresar y hacerlo de nuevo… regresaría y me concentraría en la educación». Continúa diciendo que también predica la importancia de la educación a sus propios hijos. «Dondequiera que vayas, llevas tu educación contigo… Creo que el miedo de no tener eso a lo que recurrir fue la desesperación que tenía y por suerte lo logré. Hay mucha gente que no».

Él lucha con la dislexia.

Cuando Dave Bautista estaba en la escuela, enfrentó otro revés en forma de dislexia. Reveló en el podcast «Chasing Glory» con Lilian García que la condición lo hacía sentir inadecuado como estudiante, ya que le costaba mucho leer. Dijo: «Obtuve malas calificaciones. No entendí por qué porque sabía que no era estúpido … todavía lucho con eso».

Si bien el ejercicio y la lucha libre eran cosas que Bautista se sentía seguro de hacer, su dislexia una vez más se convirtió en un problema cuando comenzó su carrera como actor. Reveló que cuando va a una lectura del elenco, por lo general no comparte sus problemas con el equipo. “Siempre me siento como, ‘Está bien, no soy bueno leyendo en la mesa’. Sé eso sobre mí mismo, no voy a entrar y sentirme avergonzado. Me siento un poco incómodo, pero voy a entrar y voy a leer, y va a ser lento».

Bautista ha sido muy abierto sobre su condición y ha sido elogiado por sus compañeros por embarcarse en una carrera como actor, independientemente de su trastorno de aprendizaje. «Dave Batista es un actor increíblemente talentoso», dijo John Cena a Esquire, y agregó: «Dave ha trabajado tan duro… es tan dedicado… Realmente solo quiere ser identificado y reconocido por su trabajo».

Una tenencia problemática en la WWE

Dave Bautista fue lo suficientemente sabio como para usar su impresionante tamaño y estatura a su favor. Trabajó como portero en un club nocturno desde los 17 hasta los 20 años, pero se dio cuenta de que, en última instancia, era un trabajo sin salida. No fue hasta los 30 años que Bautista buscó una carrera en la lucha libre profesional, una decisión que nació de la desesperación. «Estaba arruinado y no tenía futuro y tenía dos hijos», dijo en «The Ellen DeGeneres Show». «Lo que me llevó a buscar una carrera… un año tuve que pedir dinero prestado al dueño de un club porque no tenía dinero para comprar los regalos de Navidad de mis hijos».

Por supuesto, cuando Bautista llegó a la WWE, lo hizo a lo grande. Obtuvo miles de fanáticos y ganó seis títulos de peso pesado del Campeonato Mundial. Sin embargo, su tiempo en la WWE no fue todo fácil. Cuando comenzó a luchar para la organización, se le asignó interpretar a un personaje con el que no se sentía muy cómodo. Antes de ser Batista, también conocido como «El Animal», fue el diácono Batista, el guardaespaldas del reverendo D-Von. Bautista le dijo a Men’s Health: «Querían obligarme a aprender a trabajar. Lo estaban haciendo quitándome lo que siempre había confiado, mi cuerpo».

Bautista renunció a la organización dos veces, una en 2010 y nuevamente en 2014. La primera vez se debió a la falta de apoyo de la WWE con respecto a las audiciones de Bautista para papeles en películas, y la segunda vez se atribuyó a diferencias creativas.

Sus muchas heridas

Aunque se enorgullece de estar en una forma física increíble, Dave Bautista no ha sido inmune a las lesiones a las que son propensos muchos luchadores profesionales. Bautista le dijo a «Squad Goals» que las peores lesiones que ha sufrido fueron una fractura en la espalda y un tríceps desgarrado. Según su biografía, «Batista Unleashed», su primer desgarro de tríceps ocurrió en 2003 y lo mantuvo fuera del ring durante casi siete meses. Bautista volvió a sufrir la misma lesión en 2006, y en 2008 sufrió un desgarro en el tendón de la corva.

En un artículo de 2010, Bleacher Report nombró a Bautista como uno de los luchadores más propensos a las lesiones en la historia reciente de la WWE, junto con los pesos pesados ​​de la lucha libre Triple H, Rey Mysterio Jr., Randy Orton y Edge. Después de la rotura del tendón de la corva, Bautista debía descansar de seis a ocho meses, pero regresó a la WWE después de solo cuatro meses, justo a tiempo para asegurar otro título de Campeonato Mundial. Otra lesión en el bíceps lo dejó fuera de juego nuevamente al día siguiente.

Irónicamente, Bautista también sufrió una lesión no en el ring de lucha libre, sino en un set de filmación. Mientras filmaba una escena de pelea para la película «Spectre», el actor Daniel Craig accidentalmente le rompió la nariz a Batista. Sobre el incidente, Craig le dijo a IndieWire: «Lancé un puñetazo y lo golpeé en la nariz. Escuché un crujido y dije ‘Oh, Dios, no’ y salí corriendo. Pensé que iba a venir detrás de mí, pero estaba Tan dulce.»

Una vida amorosa tumultuosa

Dave Bautista ha estado casado y divorciado tres veces. Parece que hubo varios factores que contribuyeron a sus problemas maritales. Por un lado, su agotadora agenda con la WWE. En una entrevista con SportBible, reveló: «A lo largo de mi carrera como luchador, nunca estuve en casa». Es comprensible que la distancia pusiera tensión en sus relaciones, y Bautista continuó diciendo: «Perdí un matrimonio con alguien que era un amigo mío muy, muy cercano. Seguimos siendo amigos, pero el hecho de no estar nunca en casa destrozó nuestro matrimonio». .»

Otro factor que condujo al divorcio fue la tentación. En sus memorias, «Batista Unleashed», Bautista admite: «Gran parte de lo que sucedió tiene que ver con que saliera con otras mujeres; durante un tiempo, las mujeres se convirtieron en mi droga preferida mientras viajaba». Algunas fuentes afirman que Bautista tuvo una adicción sexual legítima en un momento de su carrera como luchador. Bautista tenía debilidad por las mujeres, y debido a su estatus de estrella en ascenso, de repente se encontró con muchas oportunidades para disfrutar de las tentaciones del sexo opuesto. Claramente, la situación no presagiaba nada bueno para un hombre casado.

Acusaciones de uso de esteroides

En 2007, la WWE se vio envuelta en un escándalo de esteroides que involucró a Signature Pharmacy. Muchos luchadores de la WWE fueron nombrados clientes de la farmacia, incluido Dave Bautista en un informe de ESPN. Bautista negó con vehemencia las acusaciones, citando el hecho de que se sometió a pruebas de esteroides con regularidad y sus pruebas siempre resultaron limpias. Hizo una declaración oficial en su sitio web donde mantuvo su cumplimiento con el programa de bienestar de WWE. Las afirmaciones de Bautista aparentemente eran veraces, ya que evitó con éxito la suspensión de la organización.

Las acusaciones de uso de esteroides siguieron a Bautista a lo largo de su carrera como luchador, mientras los medios continuaban especulando. Un artículo de 2009 de Wrestling Inc. informó sobre lo que algunos vieron como una conexión sospechosa entre las lesiones que sufrió Bautista y las lesiones similares comúnmente sufridas por los usuarios de esteroides. Un artículo de Bleacher Report se hizo eco del sentimiento y sugirió que Bautista probablemente usó esteroides en algún momento, debido a la apariencia de su cuerpo. Pero Bautista mantuvo su declaración original y acredita su obsesión por el ejercicio de toda la vida por su cuerpo corpulento.

La ansiedad social de Dave Bautista

Es extraño imaginar que un artista tan experimentado, tanto en el mundo de la lucha libre como en la industria del cine, pueda sentirse incómodo frente a una multitud. Pero Dave Bautista lucha contra la ansiedad social, a veces hasta un grado debilitante. En una entrevista con Wired, Bautista habló sobre su ansiedad durante el proceso de audición para «Guardians of the Galaxy» y cómo sus nervios continuaron atormentándolo incluso cuando comenzó el rodaje. Dijo: «Todavía estaba nervioso, especialmente en mi primer día. Empecé a filmar unas dos semanas después de que todos los demás comenzaran, así que aparecí y todos estaban en modo de trabajo mientras yo intentaba ponerme al día».

A menudo se ve a Bautista usando sus característicos anteojos de sol polarizados, pero el accesorio es más que una simple elección de moda. Le dijo a Men’s Health, «[The sunglasses are] un chupete, una cosa terapéutica.» Comenzó a usarlos durante las apariciones públicas como luchador profesional y simplemente lo hacían sentir más cómodo en situaciones que provocaban ansiedad.

Claramente, Bautista no deja que su ansiedad lo detenga. Continúa conquistando al público con sus actuaciones estelares y actualmente disfruta de su vida con sus amados perros en su hogar en expansión. Suena como una vida bastante agradable, ganada con esfuerzo y bien merecida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí