Henry Louis «Hank» Aaron, legendario miembro del Salón de la Fama del béisbol e ícono del deporte estadounidense, murió el 22 de enero de 2021. Tenía 86 años. «Es con gran tristeza que compartimos el fallecimiento de nuestro rey de los jonrones, Hank Aaron, quien falleció pacíficamente mientras dormía», expresaron los Bravos de Atlanta, el ex equipo de Aaron, en un comunicado. CNN.

Si bien no se ha especificado ninguna causa de muerte en este momento, los fanáticos se tambalean por el fallecimiento de la leyenda del béisbol. Aaron es considerado uno de los mejores jugadores de béisbol de todos los tiempos, batiendo récords y luchando simultáneamente contra los prejuicios raciales a lo largo de su impresionante carrera de décadas. Comenzó con los Bravos de Milwaukee y se mudó con el equipo a Atlanta, entregando constantemente especificaciones impresionantes. En 1974, por El Washington Post, Aaron rompió el enorme récord de Babe Ruth de 714 jonrones, antes de retirarse finalmente con 755 en su haber. El récord de jonrones de Aaron se mantendría durante más de 30 años.

El récord de Aaron es más que impresionante, pero sus logros resonaron mucho más allá del diamante de béisbol.

La pérdida de Hank Aaron es la pérdida de una leyenda

Aunque Hank Aaron era mejor conocido por su destreza en el béisbol, también fue un defensor de los derechos civiles. Nacido en Mobile, Alabama, en 1934, Aaron tuvo que abrirse camino a través del inmenso racismo que envolvía los deportes profesionales. Inspirado por Jackie Robinson, Aaron luchó a través de los obstáculos para convertirse en un jugador de Grandes Ligas. De acuerdo a ESPNAaron y su familia recibían constantemente amenazas de muerte, aunque era conocido por su «determinación tranquila y dignidad frente a las amenazas». De muchas maneras, el odio animó a Aaron a seguir luchando frente a la adversidad: «Tuve que romper ese récord. Tuve que hacerlo por Jackie (Robinson) y por mi gente y por mí», dijo en su autobiografía. Tenía un martillo, vía CNN.

Con su récord de 755 jonrones y un lugar en el Salón de la Fama del béisbol, el legado de Hank Aaron está abrumado por logros que rompen barreras. Los fanáticos de todo el mundo recordarán a Aaron en los próximos años, no solo por su talento como jugador de béisbol, sino también por su firme compromiso de superar la desigualdad racial.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here