El Príncipe Harry y Meghan Markle han estado lidiando con muchos cambios desde que tomaron la decisión de retirarse de sus roles como miembros de la realeza. Eso incluye las circunstancias en torno a su trabajo caritativo, algo que obviamente es importante tanto para el hijo de la princesa Diana, que era «una fuerza filantrópica prominente», según El bazar de Harper – y el primero Trajes Actriz a quien el outlet señala también tiene «una pasión por la filantropía».

Una de las formas en que Harry y Meghan esperan continuar usando su influencia para ayudar a otros es a través de su organización Archewell. Una iniciativa que, en parte, lleva el nombre de su hijo, Archie, fue lanzada con el fin de «reemplazar su marca Royal Sussex», según el Correo diario. En abril de 2020 El Telégrafo explicó que «el duque y la duquesa de Sussex están trabajando en planes para dirigir grupos de apoyo emocional, un imperio educativo multimedia e incluso lanzar un sitio web de bienestar bajo el paraguas de Archewell».

Sin embargo, cuando se trata de esfuerzos admirablemente ambiciosos como este, tiende a haber una gran cantidad de trámites burocráticos que deben abordarse. Y en el caso de Harry y Meghan, algunos de los detalles aparentemente menores han creado lo que podría ser un gran dolor de cabeza para la pareja real que simplemente se esfuerza por usar su influencia para hacer del mundo un lugar mejor.

Algunos pequeños errores han causado un gran problema para Archewell

Antes de que el Príncipe Harry y Meghan Markle realmente puedan poner las cosas en marcha con Archewell, la pareja debe presentar toda la documentación necesaria asociada con una organización caritativa. Lamentablemente, en junio de 2020, el Correo diario informó que la «solicitud de marca registrada … Archewell ha sido rechazada. ¿Pero por qué se rechazaría una iniciativa tan noble? Bueno, aparentemente, se equivocaron.

«Los antiguos miembros de la realeza no firmaron la solicitud, era ‘demasiado vaga’ y no pagaron todas las tarifas requeridas», según El sol. Según los informes, el duque y la duquesa de Sussex, que ahora residen en Los Ángeles, «enviaron un» Aviso de irregularidad » [United States Patent and Trademark Office] abordar un catálogo de errores «. Por El sol, «El Aviso presenta una serie de cambios que el abogado de la pareja, Marjorie Witter Norman, debe hacer antes del 22 de agosto. [2020] – de lo contrario, la aplicación quedará ‘abandonada’ «.

Así es, mientras que el Correo diario señala que «su marca registrada se mantendrá sin estar activa hasta que se realicen las modificaciones necesarias», y la «pareja también tendrá que pagar tarifas adicionales para que se procesen sus documentos», si no arreglan su solicitud lo antes posible, entonces podría ser expulsado por completo. Si bien estamos seguros de que eso no les impedirá crear oportunidades de buena voluntad, sin duda sería otro obstáculo en el camino relativamente no navegado que les espera.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here