Desde el fatídico día de 2015 que descendió en la escalera mecánica dorada de la deslumbrante Trump Tower de Manhattan para declarar su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump ha demostrado sus habilidades como showman, perfeccionado por años en la televisión de realidad. En ninguna parte esto ha sido más evidente que durante sus mítines de campaña, y la música ha jugado un papel importante.

Cuando se trata de esa música, los mítines de Trump se han inclinado fuertemente en el rock clásico, sin duda reflejando los gustos musicales del presidente septuagenario. Dar su presidencia polarizadora, no debería sorprender que no todos los artistas cuya música se toca durante estos mítines están encantados al respecto; sin embargo, como Forbes señaló, siempre y cuando la campaña pague para licenciar esas canciones, no hay mucho que puedan hacer para detenerlo.

Sin embargo, eso no cambia el hecho de que muchos de estos músicos se han vuelto tan molestos al enterarse de que su música está siendo tocada en los mítines de Trump que han emitido declaraciones indignadas, escrito cartas enojadas, e incluso amenazado demandas por el uso no autorizado de su música por parte de la campaña de Trump. Sigue leyendo para conocer a los muchos músicos que golpearon a Trump por usar sus canciones sin permiso.

Neil Young ha luchado contra Donald Trump por la música durante años

Neil Young se quejó por primera vez cuando su éxito de 1989 «Rockin’ in the Free World» fue utilizado en el evento de la Torre Trump donde Trump anunció su candidatura presidencial. Como Rolling Stone informó, Young emitió una declaración declarando que Trump «no estaba autorizado» para usar la canción; al día siguiente, el jefe de campaña de Trump se retiraron, diciendo Rolling Stone «no lo volverán a usar».

Sin embargo, la campaña más tarde renegó, con la canción siendo un elemento básico de los mítines MAGA. En una publicación de 2018 en su sitio web, Young continuó quejándose de que Trump «eligió no escuchar mi solicitud» después de que emitió una carta de cese y desistimiento. Young siguió en el verano de 2020, Rolling Stone informó, al demandar a la campaña de Trump por «infracción intencional de derechos de autor» después de que dos de sus canciones fueron tocadas en mítines en Tulsa, Oklahoma y Mount Rushmore.

El icono del rock nacido en Canadá, que se convirtió en ciudadano estadounidense en 2020, no se detuvo cuando escribió a Trump una mordaz carta abierta. «Eres una desgracia para mi país», escribió Young, compartiendo su esperanza de que cada vez que Trump escuche una de sus canciones reconocerá la voz de «un ciudadano que no te apoya».

R.E.M. tuvo una respuesta de cuatro letras para Donald Trump

Un rally de campaña de 2015 presentó «It’s the End of the World as We Know It (and I Feel Fine)» de R.E.M. sonando de los oradores mientras Donald Trump caminaba hacia su podio en el escenario. El líder de R.E.M. Michael Stipe expresó su descontento en las redes sociales. «Vayan a sí mismos, todos ustedes, los hombres pequeños tristes, llamativos y hambrientos de poder», declaró Stipe en un dos partes Tweet a través de la cuenta del bajista Mike Mills, advirtiendo a Trump que no use su música «para su farsa idiota de una campaña».

Esa solicitud fue ignorada, al igual que una declaración que la banda emitió a través de Facebook. En el post, R.E.M. dejó claro que «no autorizan ni aprueban el uso de nuestra música en este evento político» e imploraron a los lectores que «no permitieran que los políticos grandilocuantes nos distrajeran de los temas apremiantes del día y de la actual campaña presidencial». En enero de 2020, Mills siguió con otro tweet afirmando que están «explorando todas las vías legales» y que «no aprueban el uso de nuestra música por este fraude y estafador».

Apareciendo en The Late Show with Stephen Colbert, Stipe compartió un encuentro que había tenido con Trump a finales de la década de 1990, en la sección VIP de un pequeño lugar donde Patti Smith estaba actuando. Trump, explicó Stipe, fue «muy perturbador y grosero» mientras hablaba fuertemente a su cita a lo largo de la actuación. Trump finalmente lo venció después de que Stipe le dijera que «se callara».

Twisted Sister decidió que ‘No lo aceptaron’

Twisted Sister siempre será más conocida por la celebración de la rebelión de 1984 por parte de la banda «No vamos a Take It», que a menudo se jugaba en los mítines de Donald Trump en 2015. Ese mismo año, el líder Dee Snider , que apareció en una temporada de The Celebrity Apprentice — contado Negocios Canadienses que Trump lo llamó y le pidió permiso para usar la canción, que «apreció».

Mientras Snider se refirió al futuro presidente como «un amigo» en esa entrevista, unos meses más tarde le dijo CBC Radio que las «posiciones extremistas» de Trump lo hicieron «interrogar» si debía seguir dejando que Trump usara la canción. «Cuando tienes grupos de supremacía blanca alineándose contigo y no los denuncias… eso es un problema para mí, y realmente estoy llegando al final de mi camino aquí con esto», dijo Snider.

En un artículo de opinión de 2017 para Adelante, El guitarrista de Twisted Sister Jay Jay French escribió que «con el apoyo total de la banda, Dee pidió, en una conversación privada, que la canción fuera retirada de la lista de reproducción de Trump», para evitar que la canción «se convirtiera en el himno de la campaña de Trump».

Elton John sugirió que Donald Trump llegara a este artista

Cuando Sir Elton John se enteró de que Donald Trump estaba tocando su icónico éxito «Tiny Dancer» en sus mítines (una extraña opción para aumentar una multitud, pero lo que sea), el legendario rockero cerró eso rápidamente. «La música de Elton no ha sido solicitada para su uso en ningún cargo oficial por Donald Trump», dijo su publicista en una declaración de febrero de 2017, The Telegraph. «Cualquier uso de su música no debe ser visto como un respaldo de Donald Trump por Elton.»

Torpemente, justo un mes antes refutó las afirmaciones que estaría actuando en la toma de posesión de Trump. «Elton John va a hacer nuestro concierto en el centro comercial para la inauguración», dijo Anthony Scaramucci, que entonces era miembro del comité inaugural presidencial de Trump, BBC HARDtalk. Sin embargo, el publicista del rockero estableció el récord. «No es correcto. NO actuará», dijo el publicista en una declaración definitiva para The New York Times. La administración Trump continúa utilizando la música de John: En agosto de 2020, Ivanka Trump salió a «I’m Still Standing» en el RNC.

«Realmente no quiero que mi música esté involucrada en nada que tenga que ver con una campaña electoral estadounidense. Soy británico», explicó Sir Elton en una entrevista de 2016 con The Guardian. «No soy republicano en un millón de años», agregó. «¿Por qué no preguntarle a Ted f**king Nugent?»

Los Rolling Stones y Donald Trump tienen una larga historia

Cuando «You Can’t Always Get What You Want» de The Rolling Stones fue tocada en la Convención Nacional Republicana de 2016, la banda respondió en un tweet giro) declarando que no apoyaron a Donald Trump y la canción fue «utilizada sin el permiso de la bandaLos Stones posteriormente amenazaron con acciones legales, con Variedad informando en junio de 2020 estaban «tomando nuevas medidas» que podrían conducir a una demanda.

Con respecto a la decisión de Trump de usar esa pista en particular, Mick Jagger dijo Bbc fue una elección «extraña». «Es una canción divertida para una canción de play-out, ¡una balada somnoliento sobre drogas en Chelsea!» Aun así, Trump «no podía ser persuadido a usar otra cosa».

No hay amor perdido entre el guitarrista de los Stones Keith Richards y Trump. En 1989, la banda organizó un concierto de pago por visión en el casino De Trump en Atlantic City. Como parte del acuerdo, a Trump se le prohibió promocionar el programa o incluso asistir al programa. Como el productor de la gira de la banda, Michael Cohl, más tarde recordó Pollstar, Trump ignoró eso y siguió apareciendo entre bastidores, e incluso había programado su propia conferencia de prensa no autorizada. Richards estaba furioso, golpeando un gran cuchillo de caza en una mesa y diciéndole a Cohl: «¿Tengo que ir allí y despedirlo yo mismo? Uno de nosotros está saliendo del edificio, ya sea él, o nosotros.» Trump finalmente se hizo atrás cuando le dijeron a la banda que se negara a actuar a menos que desconectara su conferencia de prensa.

Queen está en una «batalla cuesta arriba» con Donald Trump

Los Stones no fueron los únicos rockeros clásicos que se entusiasmaron con su música usada en la Nación Republicana de 2016Convención. Uno de los momentos más grandiosos del RNC ocurrió cuando Donald Trump hizo su entrada en medio de nubes de humo falso mientras que «Somos los campeones» de Queen estallaba.

Trump había estado usando la canción en sus mítines durante ese verano, lo que causó consternación para el guitarrista de Queen Brian May. En un comunicado en su sitio web, May confirmó «que el permiso para usar la pista no fue solicitado ni dado», y que él y el resto de la banda estaban «tomando consejos sobre qué pasos podemos tomar para garantizar que este uso no continúe». Además, May también respondió a la carta de un fan informándole que Trump estaba usando la canción durante los mítines televisados, insistiendo en que él y la banda estaban explorando qué pasos pueden tomar «para desvincularnos de la campaña desagradable de Donald Trump».

Sin embargo, parece que Queen ha tenido poca suerte haciendo que Trump deje de usar la canción. En un 2020 BBC News informe, la dirección de Queen declaró que la banda «ha tomado repetidamente en juego la campaña de Trump», pero admitió que había sido una «batalla cuesta arriba».

La propiedad de George Harrison llamada RNC song choice ‘offensive’

Entre los logros más dudosos de Donald Trump ha sido enojar a un Beatle fallecido. Eso fue lo que ocurrió cuando la finca del difunto George Harrison se enteró de Que Trump usaba el éxito de los Beatles escrito por Harrison «Here Comes the Sun» para acompañar la entrada de su hija, Ivanka Trump, en la Convención Nacional Republicana de 2016.

La cuenta oficial de Harrison de Twitter disparó, Escritura que el «uso no autorizado» de la canción «es ofensivo y contra los deseos de la finca George Harrison». En un segundo tweet, la finca ofreció un regreso jocoso. «Si hubiera sido ‘Cuidado con la oscuridad’, entonces podemos haberlo aprobado!» que el tweet leyó, añadiendo el hashtag #TrumpYourself.

Paul McCartney, compañero de Harrison, tampoco es fan de Trump. En una entrevista de 2018 con el Estándar de la noche, Sir Paul dijo que normalmente evitaba discutir la política, pero hizo una excepción «cuando Trump dijo que el cambio climático era un engaño perpetrado por los chinos». Eso, explicó, le hizo pensar, «Woah, espera un minuto. Es un líder de uno de los países más poderosos del mundo… Eso suena como un hombre loco. Al igual que hablar loco.

Steven Tyler dijo ‘Dream On’ a los mítines de Donald Trump

«Dream On» de Aerosmith fue una de las canciones favoritas durante los mítines de la campaña de Donald Trump en 2015. Este líder inquietado Steven Tyler, tanto que su abogado emitió no una sino dos órdenes de cese y desistimiento de la campaña de Trump. Como Noticias – CBS la segunda carta de Tyler declaró que la campaña «no tiene el permiso de nuestro cliente para usar ‘Dream On'» y que jugar en mítines proporciona «la falsa impresión de que [Tyler] está relacionado con la candidatura presidencial del Sr. Trump o apoyalo».

Según el Boston Globe, Tyler ideó una manera inteligente de impedir que Trump usara la canción haciendo que Broadcast Music Inc. (BMI) —la organización que coordina la licencia de música— tire de todos los derechos de interpretación pública de «Dream On», lo que significa que Trump ni nadie más podría usarla legalmente en un entorno en vivo.

Tyler entró en una batalla similar con la campaña de Trump en 2018 cuando otra canción de Aerosmith, «Livin’ on the Edge», fue jugado en un rally. Según Variedad, el abogado de Tyler despidió a otro cese y desistimiento, señalando que esta «violación» era incluso «más atroz» dado «que el uso del Sr. Trump de la música de nuestro cliente fue previamente cerrado, no una vez, sino dos veces» en 2015.

Donald Trump rompió una promesa a la finca Prince

La campaña de Donald Trump se encontró en una situación peculiar cuando Prince fue alcanzado como «Purple Rain» durante un mitin de campaña de 2019 en la ciudad natal de Minneapolis.

Después de la manifestación, la finca Prince emitió un tweet expresando consternación de que la canción había sido reproducida. Incluido en ese tweet fue una copia de una carta de 2018 del abogado de la campaña de Trump, insistiendo en que ya no estaría tocando música de Prince en los mítines de campaña de Trump. En la carta, la abogada de Trump, Megan Newton, escribió que mientras el presidente no admitiera ninguna responsabilidad por tocar la canción «para evitar cualquier disputa futura, escribimos para confirmar que la Campaña no utilizará la música de Prince en relación con sus actividades en el futuro». Esa promesa, el tuit de la finca del difunto rockero que hizo cristalino, se rompió casi exactamente un año después.

«The Prince Estate nunca dará permiso al presidente Trump para usar las canciones de Prince», declaró el tweet desafiantemente.

Pharrell no fue ‘Feliz’ con la elección de la canción de Donald Trump

En octubre de 2018, una sinagoga de Filadelfia fue el lugar de un terrible tiroteo que dejó 11 personas muertas. Horas más tarde, Trump organizó un mitin en Indiana. Entre las canciones tocadas estaba el contagioso éxito de Pharrell Williams «Happy», una elección de canción posiblemente inquietante el día de un incidente tan trágico. Al informar sobre el evento, el Washington Post describió la «sensación incongruente del rallye de un sombrío tributo a otro tiroteo masivo en Estados Unidos y un rally de campaña con aplausos, put-downs y una banda sonora optimista, incluyendo una versión de la canción ‘Happy’ de Pharrell».

Williams instruyó a sus abogados a enviar a Trump una carta de cese y desistimiento. «El día del asesinato en masa de 11 seres humanos a manos de un ‘nacionalista trastornado’, tocaste su canción ‘Happy’ a una multitud en un evento político en Indiana», escribió el abogado Howard King, informó el abogado Howard King The Hollywood Reporter. «No había nada ‘feliz’ sobre la tragedia infligida a nuestro país el sábado y no se concedió ningún permiso para su uso de esta canción para este propósito».

Guns ‘N Roses disparó contra Donald Trump

Donald Trump es aparentemente un gran fan de Guns N’ Roses. En sus memorias, la ex secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Sanders reveló que Trump una vez la hizo ver el video de la banda para «November Rain», afirmando que era «el mejor video musical de todos los tiempos».

Ese fandom no es mutuo. En 2018, el líder de GNR Axl Rose Twitter señalar que la banda estaba «opuesta al uso no autorizado de su música en eventos políticos», y «pidió formalmente» que sus canciones dejaran de ser «utilizadas en mítines de Trump o eventos asociados a Trump». Sin embargo, Rose señaló que la campaña de Trump era «usar lagunas en las licencias de rendimiento general de los diversos lugares que no estaban destinadas a tales propósitos políticos anhelados… ¿Puedes decir ‘s**tbags?!'»

En 2020, Trump recorrió una fábrica de máscaras en medio de la pandemia COVID-19, sin usar máscara, mientras que la versión de Guns N’ Roses de «Live and Let Die» de Guns blared en el fondo. La banda disparó con una respuesta descarada. En un tweet, GNR compartió un enlace a un nuevo artículo de su colección de merchandising: una camiseta que lee» «Live N’ Let Die With COVID 45», haciendo referencia al estatus de Trump como el 45o presidente de Estados Unidos.

La propiedad de Leonard Cohen critic el RNC

El clásico «Hallelujah» de Leonard Cohen es una de las canciones más cubiertas del mundo, con numerosos cantantes que han interpretado la canción a lo largo de los años. Fue una interpretación de la canción en la Convención Nacional Republicana de 2020, sin embargo, eso enfureció a los herederos del cantautor canadiense, en particular porque la herencia de Cohen ya había negado una solicitud de uso de la canción durante la convención.

«Estamos sorprendidos y consternados de que el RNC proceda sabiendo que la finca Cohen había rechazado específicamente la solicitud de uso del RNC, y su intento bastante descarado de politizar y explotar de una manera tan atroz ‘Aleluya'», dijo la abogada de la finca Cohen, Michelle L. Rice, en una declaración para politizar y explotar de una manera tan atroz ‘Aleluya'», dijo la abogada de la finca Cohen, Michelle L. Rice, en una declaración para politizar y explotar de una manera tan atroces ‘Aleluya'», dijo la abogada de la finca Cohen, Michelle L. Rice, en una declaración para politizar y explotar de una manera tan atrocenta ‘Aleluya'», dijo la abogada de la finca Cohen, Michelle L. Rice, en una declaración para politizar y explotar de una manera tan atrocmenteca ‘Aleluya'», dijo la abogada de la finca Cohen, Michelle L. Rice USA Today. Rice concluyó su declaración con una excavación en Donald Trump. «Si la RNC hubiera solicitado otra canción, ‘You Want it Darker’, por la que Leonard ganó un Grammy póstumo en 2017, podríamos haber considerado la aprobación de esa canción».

Unos meses después de la muerte de Cohen en 2016, su hijo, Adam Cohen, Prensa Canadiense que su padre había predicho que Trump sería elegido, «lo que, por supuesto, nos hizo reír a todos histéricamente». En ese momento, atribuyó la predicción a la considerable ingesta de marihuana medicinal de su padre enfermo terminal.

La familia de Tom Petty dijo que ‘No se retirarán’

Cuando Donald Trump celebró su desdestrezo en Tulsa, Oklahoma durante el sUmmer de 2020, una de las canciones tocadas fue la oda clásica de Tom Petty para desafío «I Won’t Back Down». La familia del fallecido cantante, que murió en 2017, emitió una larga declaración Twitter denunciando el uso de la canción en el rally.

«Trump no estaba autorizado de ninguna manera a usar esta canción para promover una campaña que deja atrás a demasiados estadounidenses y al sentido común», declaró el comunicado. «Tanto el difunto Tom Petty como su familia se oponen firmemente al racismo y a la discriminación de cualquier tipo. Tom Petty nunca querría una canción suya usada para una campaña de odio. Le gustaba reunir a la gente».

Además, la declaración continuó: «Tom escribió esta canción para los desvalidos, para el hombre común y para TODOS… Odiaríamos que los fans que son marginados por esta administración piensen que fuimos cómplices de este uso». La declaración también señaló que la familia emitió un cese y desistir de la campaña de Trump.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here