El siguiente artículo contiene referencias a la homofobia, el capacitismo y la agresión sexual.

«Es mi personalidad lo que nos ha llevado tan lejos», dice Jonah Ryan en «Veep» de HBO. Si hay una cosa que Jonah y los políticos en los que se basa saben muy bien, una personalidad afable recorrerá un largo camino en la política. Y, como Jonah también sabe, lanzar un insulto de más sin duda provocará la ira del público y de los asistentes por igual. Pero lo que hace que «Veep» sea tan divertida es que es una sátira aguda. Por deliciosamente odiosos que puedan ser los personajes, la mayoría de los espectadores estarán de acuerdo en que son construcciones narrativas. O eso pensábamos.

>

La verdad es que se supone que los políticos representan al pueblo. El trabajo de un político implica un comportamiento accesible, atento a las preguntas del público y comprensivo con las preocupaciones de los ciudadanos comunes. Posteriormente, los líderes políticos deben actuar en el mejor interés del público; existe una expectativa implícita de que eviten la contención y eviten por completo los ataques personales a las personas, incluso frente a las críticas feroces. Por lo tanto, se espera que cualquier figura política se comporte con moderación y decoro. Por desgracia, esta expectativa no siempre se cumple. Las personas de esta lista han sido acusadas de albergar un absoluto desprecio por los miembros del público, e incluso por sus propias familias.

Desde amenazar a los periodistas hasta arrojar invectivas a sus enemigos, sin mencionar algunos sórdidos escándalos personales, se cree que estos políticos tratan a las personas como basura.

El supuesto trato de mala calidad de Bill Clinton a las mujeres

Desde que la serie reveladora de Ryan Murphy «American Crime Story: Impeachment» aterrizó en nuestras pantallas, ha habido un renovado interés en el asunto Bill Clinton/Monica Lewinsky de 1998. El entonces presidente participó en actos sexuales con la pasante de la Casa Blanca Lewinsky cuando ella era solo 22 años. En un ensayo para Vanity Fair, Lewinsky cuestionó hasta qué punto una mujer joven podía consentir tener relaciones sexuales con un hombre «27 años mayor que yo». Continuó calificando su coqueteo con Clinton como «un grave abuso de poder».

Desafortunadamente, según los informes, Clinton sigue haciendo que Lewinsky sufra los efectos del asunto todas estas décadas después. People informa que no fue invitada a un evento de Town & Country de 2018 después de que Clinton apareciera en la lista de invitados. Tras el surgimiento del movimiento #MeToo, Stephen Colbert describió las acciones de Clinton como «el ejemplo más famoso de un hombre poderoso que se porta mal sexualmente en el lugar de trabajo de [Colbert’s] de por vida». Lewinsky dijo a «Today» que Clinton «debería querer disculparse» por sus acciones, y el expresidente dijo que no le debe una disculpa.

Además, Clinton ha enfrentado durante mucho tiempo acusaciones de tratar a las mujeres como basura, incluidas acusaciones de acoso sexual a Kathleen Willey y una denuncia de violación por parte de Juanita Broaddrick. Cuando estas numerosas acusaciones de agresión sexual resurgieron en 2017, The Atlantic argumentó: «Las mujeres involucradas tenían pruebas mucho más creíbles que muchas de las acusaciones más notorias que han salido a la luz en las últimas cinco semanas». Sin embargo, Clinton niega todos los reclamos en su contra (a través de Business Insider).

Si usted o alguien que conoce ha sido víctima de agresión sexual, hay ayuda disponible. Visita el Sitio web de la Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto o comuníquese con la línea de ayuda nacional de RAINN al 1-800-656-HOPE (4673).

La extraña historia de peleas públicas de Rudy Giuliani

Olvídese de la infame escena de «Borat 2» en la que el venerado alcalde de Nueva York convertido en imán de controversias, Rudy Giuliani, aparentemente metió la mano en sus pantalones; resulta que el comportamiento pasado de Giuliani es aún más extravagante que esa indiscreción en particular. Si hay que creer en innumerables historias, Giuliani es cualquier cosa menos, como diría Borat, «muy agradable».

Sin duda, en una de las disputas más extrañas que jamás haya asediado a un líder político, Giuliani reprendió a una persona que llamó a un hurón en su programa de radio (a través de Observer). La persona que llamó, David Guthartz, estaba enojado por una ley que declaraba ilegal la domesticación de hurones. Antes de que Guthartz pudiera expresar su punto de vista, Giuliani lo interrumpió y le dijo: «David, estás en mi programa. Tengo derecho a hablar sobre ti». que tienes para los hurones es algo que deberías examinar con un terapeuta. No conmigo». Cuando Guthartz le dijo al entonces alcalde que no lo insultara, Giuliani utilizó algunos adverbios trumpescos: «Hay algo muy, muy, muy triste en ti».

Como alcalde, el trabajo de Giuliani era escuchar a la gente de Nueva York. Pero durante un encuentro y saludo (a través de Esquire), repetidamente descartó las preocupaciones del público. Cuando una mujer dijo que estaba ansiosa por ser desalojada, Giuliani respondió secamente: «No creo que pueda averiguar si podemos ayudarte». La mujer continuó hablando, lo que finalmente llevó a Giuliani a declarar: «Y me alegro de que no te hayamos ayudado». ¡Ay!

Donald Trump hizo carrera arengando a la gente

No debería sorprender que un hombre cuyo eslogan era «Estás despedido» aparentemente no sea del agrado de la gente. Podría decirse que uno de los actos más perniciosos de Trump fue una muestra de capacitismo. En 2015, pareció burlarse de Serge Kovaleski, un reportero discapacitado. Según lo informado por CNN, el aspirante republicano les dijo a sus seguidores: «Ahora, el pobre hombre, deberían ver a este tipo», antes de imitar aparentemente los gestos de Kovaleski. «¿Donald Trump? Se burla de las personas con discapacidades», dijo el senador Tom Harkin a TheWrap. Trump luego afirmó que no sabía que Kovaleski estaba discapacitado, pero The Washington Post sostiene que «Trump está imitando claramente la discapacidad de Kovaleski».

Kovaleski no es el único reportero que ha sido objeto de las críticas verbales de Trump. En 2018, Trump aplaudió el asalto del periodista Ben Jacobs, quien fue golpeado por el político Greg Gianforte, alentando a sus seguidores a reír y animar la terrible experiencia de Jacobs, según The Guardian. «Cualquier tipo que pueda hacer un golpe al cuerpo… es mi tipo», comentó Trump.

El expresidente ha mostrado insensibilidad en muchos otros contextos. En una entrevista con ABC, Trump hizo una excavación en Khizr y Ghazala Khan, cuyo hijo fue asesinado en Irak, afirmando erróneamente que la Sra. Khan no habló durante la Convención Nacional Demócrata porque «tal vez no se le permitió tener nada para decir.» En realidad, la Sra. Khan le explicó a MSNBC (a través de NBC News) que no habló porque estaba demasiado molesta después de ver una foto de su difunto hijo.

Si usted o un ser querido ha experimentado un delito de odio, comuníquese con la línea directa de VictimConnect por teléfono al 1-855-4-VICTIM o por chat para obtener más información o asistencia en la localización de servicios para ayudar. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911.

Nicolas Sarkozy se ha burlado de los miembros del público

A pesar de su apariencia astuta, el ex presidente francés Nicolas Sarkozy tiene un comportamiento bastante desconcertante en su nombre. En 2008, reprendió a un hombre que se negó a darle la mano en el Salón Internacional de la Agricultura de París, según Reuters. Sarkozy podría haber utilizado el decoro que se espera de un líder mundial; En cambio, respondió: «Piérdete, tonto **». Como señala Reuters, esta no fue la primera vez que Sarkozy fue grosero con un miembro del público. Anteriormente amenazó a un pescador que aparentemente lo insultó y le dijo: «Baja y di eso».

En 2010, Sarkozy mostró una vez más lo gruesa que es su piel cuando llamó a un hombre que parecía limpiarse la mano después de estrechar la de Sarkozy. «¡No seas un tipo listo!» Sarkozy replicó enojado, según France24. También apuntó a un técnico de sonido durante la preparación para una entrevista con France3 (a través de Euractiv). «Cuando eres un invitado, tienes derecho a esperar un saludo», dijo Sarkozy de manera un tanto amenazadora. «Alguien así no debería trabajar en un servicio público».

El expresidente francés también ha sido duramente criticado por su trato a los inmigrantes musulmanes. Según The New York Times, Sarkozy «nunca ha sido tímido con respecto a» «atacar a los inmigrantes». En lo que se percibió como un silbato racista, Sarkozy dijo sobre la ministra franco-marroquí Najat Vallaud-Belkacem: «En la búsqueda implacable de la mediocridad, Najat Vallaud-Belkacem está en proceso de superar a Christiane Taubira» (a través de Reuters). Taubira, cabe señalar, es Black.

Si usted o un ser querido ha experimentado un delito de odio, comuníquese con la línea directa de VictimConnect por teléfono al 1-855-4-VICTIM o por chat para obtener más información o asistencia en la localización de servicios para ayudar. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911.

John Prescott golpeó a un manifestante

Apodado «Two Jabs Prescott» por los tabloides británicos, el viceprimer ministro John Prescott fue interrumpido e incitado por el trabajador agrícola Craig Evans en 2001. Idealmente, habría manejado la situación con tacto, pero ese no es el estilo del ex boxeador aficionado. En cambio, agarró a Evans y lo golpeó, según el Daily Mail. Se produjo una pelea, y la BBC la calificó como una «pelea indigna». La novia de Evans le dijo a la BBC: «Es un muchacho plácido que nunca se ha metido en problemas». Ella explicó: «Craig le arrojó un huevo al señor Prescott… Luego el señor Prescott lo agarró por la nuca y lo golpeó».

En 2006, Prescott fue acusado de agredir sexualmente a la esposa de un colega político. Según informó The Telegraph, Linda McDougall alegó que Prescott «me empujó con bastante fuerza contra la pared y me metió la mano en la falda… Desde ese día supe qué tipo de hombre era». Prescott negó las afirmaciones serias y le dijo al medio: «Este es el hombre cuya esposa me acusó de poner mi mano debajo de su falda ensangrentada hace 30 años… ¿Has visto a su esposa? Construida como una puerta de granero ensangrentada, si la arrojara contra la pared, la puta casa se vendría abajo».

La respuesta de Prescott fue ampliamente condenada, y The Guardian escribió: «Si Prescott hubiera considerado atractivo a McDougall, ¿quizás habría reconocido con orgullo un comportamiento tan atroz? … los hombres usan todo tipo de justificaciones para agredir sexualmente a las mujeres».

Si usted o alguien que conoce ha sido víctima de agresión sexual, hay ayuda disponible. Visita el Sitio web de la Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto o comuníquese con la línea de ayuda nacional de RAINN al 1-800-656-HOPE (4673).

Richard Daley amenazó a periodistas con violencia armada

Dado que se han producido tiroteos masivos en todo el país, la violencia armada no es cosa de risa. Pero Richard Daley lo usó como un medio para amenazar a la gente. Cuando era alcalde de Chicago, Daley realizó una conferencia de prensa, donde el reportero Mick Dumke cuestionó sus políticas de control de armas. Sorprendentemente, Daley (señalando un rifle) respondió: «¡Si pongo esto en tu trasero, descubrirás cuán efectivo es!» (vía Reuters).

Según los informes, el maltrato de Daley al público es anterior a su reinado como alcalde. Tomar en serio las denuncias de mala conducta policial es primordial para cualquier político, pero Daley aparentemente manejó mal los abusos de poder dentro de la fuerza policial de Chicago. En 1982, cuando Daley era fiscal estatal del condado de Cook, el médico de la prisión, John Raba, escribió una carta en la que afirmaba que la policía había torturado a un recluso con descargas eléctricas. Daley supuestamente admitió que nunca respondió a la carta (a través de Chicago Reader).

Como señaló el Chicago Tribune, Daley fue extremadamente crítico con Jim McTigue, un trabajador de la ciudad, lo castigó públicamente y lo culpó por las inundaciones de Chicago a pesar de que no fue culpa suya. Cuando el periodista del Chicago Tribune, John Kass, quien una vez consideró a Daley un amigo, le dijo que debería disculparse con McTigue, «El alcalde me dijo que no le debía nada a McTigue. Le dije, respetuosamente, que debería hacer la llamada». de todos modos, para mostrar compasión, y para que los trabajadores de la ciudad que conocían la verdadera historia no pensaran que el alcalde era un idiota. ‘Eso es lo que habría hecho tu padre’, dije. Gran error». Daley se enojó y terminó definitivamente su amistad con Kass.

Rahm Emanuel es famoso por tratar aparentemente a las personas como basura.

Hay algo acerca de servir como alcalde de Chicago que saca a relucir el temperamento fogoso de los políticos. Rahm Emanuel ha sido acusado de tratar a las personas como basura y lleva su supuesta misantropía al extremo, ganándose el apodo de «Rahmbo». Emanuel sacó la primera sangre cuando envió un pez muerto a un encuestador tardío, con una nota que decía: «Ha sido horrible trabajar contigo», según el Chicago Tribune. Para Emanuel, parece que trolear es como dispararle a un pez en un barril, literalmente.

No espere que las travesuras polémicas de Rahmbo terminen ahí, con GQ describiéndolo como una «víbora de foso». Según la revista de Chicago, Emanuel criticó a los donantes financieros cuando trabajaba en la campaña del alcalde Daley en los años 90, gritando a un patrocinador que una donación de $5,000 era un insulto e indicando que era más probable que se aceptara una donación de $25,000 o incluso $50,000.

Y sus supuestas travesuras WTF no terminan ahí. Según lo informado por The Wall Street Journal, Emanuel aparentemente usó un insulto capacitista altamente despectivo para referirse a un grupo de políticos opositores.

En el libro, «The Thumpin ‘: How Rahm Emanuel and the Democrats Learned to Be Ruthless and Ended the Republican Revolution» (a través de Newsweek), el autor Naftali Bendavid afirmó que Emanuel una vez gritó los nombres de varios políticos que no le gustaban mientras apuñalaba una mesa. y gritando «¡Hombre muerto!» No es una lista en la que nos gustaría estar.

Jair Bolsonaro presuntamente usó su seguridad para dañar a periodistas

El siempre controvertido presidente brasileño Jair Bolsonaro es, como han argumentado los críticos, similar a Trump con esteroides. El líder populista ha mostrado poca preocupación por la corrección política cuando se dirige a grupos minoritarios y mujeres. The Intercept relató su historia de misoginia, incluido un intercambio particularmente deslumbrante con una mujer política. Cuando la congresista Maria do Rosário pronunció un discurso en el que condenó a los militares por «asesinatos, torturas, abusos sexuales y otras formas de violencia contra los disidentes», Bolsonaro subió al podio y la llamó para que regresara, proclamando: «No, Maria do Rosário, no te vayas». ! Quédate aquí, Maria do Rosário. ¡Quédate! Yo no te violaría. No te mereces eso». Se burló de ella cuando se fue. Cuando el medio le preguntó sobre el incidente, Bolsonaro lo negó pero respondió: «¿Crees que es lo suficientemente buena como para que la violen?».

Según The Guardian, Bolsonaro se ha jactado de su homofobia, llegando incluso a afirmar que dañaría físicamente a las personas homosexuales si se las encontrara en público: «No pelearé ni discriminaré, pero si veo a dos hombres besándose en la calle , los golpearé».

Pero el comportamiento de Bolsonaro va más allá de los comentarios ofensivos: su diatriba contra los principales medios de comunicación incluso ha llevado a la violencia contra los periodistas. El reportero Leonardo Monteiro de la cadena brasileña TV Globo (según O Globo, traducido por The Guardian) supuestamente «fue golpeado en el estómago y empujado por la seguridad de Bolsonaro después de preguntarle al presidente por qué no asistió a ningún evento del G20 el domingo».

Si usted o alguien que conoce ha sido víctima de agresión sexual, hay ayuda disponible. Visita el Sitio web de la Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto o comuníquese con la línea de ayuda nacional de RAINN al 1-800-656-HOPE (4673).

Si usted o un ser querido ha experimentado un delito de odio, comuníquese con la línea directa de VictimConnect por teléfono al 1-855-4-VICTIM o por chat para obtener más información o asistencia en la localización de servicios para ayudar. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911.

Anthony Weiner preparó a un menor (y engañó repetidamente a su esposa)

Las cosas iban mejorando para el congresista Anthony Weiner cuando se postuló para alcalde de Nueva York. Una vez que fue un candidato muy favorecido, su popularidad se desplomó cuando su verdadero yo fue revelado al público.

El comportamiento depredador de Weiner salió a la luz por primera vez en 2011 cuando, según los informes, envió fotos de sus genitales a mujeres (según Los Angeles Times), y se reveló que estaba enviando mensajes sexuales a un niño de 15 años. Según el abogado Joon H. Kim, Weiner «le pidió a una chica que sabía que tenía 15 años que mostrara su cuerpo desnudo y tuviera un comportamiento sexual explícito para él en línea», según BBC. Posteriormente fue encarcelado durante 21 meses y ahora es un delincuente sexual registrado.

Hablando con Inside Edition, la niña menor de edad expresó que sentía repulsión por el trato que el político le dio. «Estaba disgustada», dijo sobre toda la prueba. «Esa es parte de la razón por la que me presenté».

A lo largo de todo el proceso, la ahora sufrida ex esposa de Weiner, la leal colega de Hillary Clinton Huma Abedin, tuvo que enfrentar una incesante humillación pública. «Él fue mi primer amor y mi mayor alma gemela… Entonces todo explotó. No solo rompió mi corazón, lo arrancó y lo pisoteó una y otra vez», dijo Abedin a The Guardian en una desgarradora entrevista.

Si usted o alguien que conoce ha sido víctima de agresión sexual, hay ayuda disponible. Visita el Sitio web de la Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto o comuníquese con la línea de ayuda nacional de RAINN al 1-800-656-HOPE (4673).

Andrew Mitchell aparentemente llamó a los oficiales de policía ‘plebeyos’

Se supone que debe haber camaradería entre los políticos y la policía. Por lo tanto, es increíblemente alarmante presenciar a un ministro aparentemente criticando a los oficiales que están allí para protegerlo a él y a su cohorte. En un extraño escándalo británico por excelencia que solo podía provenir del otro lado del charco, Plebgate arrasó en el Reino Unido cuando el político Andrew Mitchell pareció asumir que las reglas no se aplican a él.

Plebgate comenzó en 2012 cuando Mitchell, un político conservador, supuestamente abusó verbalmente de los agentes de policía afuera del número 10 de Downing Street cuando le dijeron que usara un cruce de peatones como todos los demás, según la BBC. Los oficiales afirmaron que Mitchell aparentemente se consideraba demasiado bueno para usar el mismo cruce que usan las personas a las que representa, y se produjo una furiosa diatriba. En una transcripción llena de palabrotas obtenida por The Telegraph, Mitchell supuestamente gritó: «Es mejor que aprendas tu jodido lugar… no diriges este jodido gobierno… estás jodido». * ing plebs … no has escuchado lo último de esto «.

Mitchell negó haber utilizado alguna vez el término «plebeyo», y pronto se cuestionó el recuerdo de los hechos por parte de los oficiales, pero un juez finalmente dictaminó que «el señor Mitchell pronunció las palabras alegadas o algo tan cercano a ellas como para equivaler a lo mismo». incluida la palabra políticamente tóxica ‘plebeyo'», según la BBC.

The Independent argumentó que la conducta de Mitchell «se aprovechó de un resentimiento generalizado de un gobierno que a menudo se considera lleno de arrogantes … colegiales que desprecian a las clases bajas».

Ted Cruz ha hecho innumerables enemigos

El excandidato presidencial republicano Ted Cruz se ha visto envuelto en tantas disputas que incluso el siempre propenso a la controversia Donald Trump dijo que «a nadie le agrada». De hecho, Cruz parece ser tan desagradable entre sus compañeros que un colega le dijo a Mother Jones: «La forma más rápida de terminar una reunión sería que Ted entrara. La gente querría salir de esa reunión… Fue su incapacidad». ser parte del equipo. Eso es exactamente lo que era: un gran imbécil». Continuaron: «No conozco a nadie que haya tenido una relación decente con Cruz».

En 2015, sus compañeros republicanos lo condenaron después de calificar a Mitch McConnell de mentiroso. «Nunca contemplaría ir al piso del Senado e impugnar la integridad de otro senador», se lamentó John McCain (a través de CNN), y agregó: «Realmente creo que fue algo muy incorrecto».

Según los informes, cuando estudiaba en Harvard, Cruz era un idiota con sus compañeros de estudios. Uno de esos estudiantes le dijo al Boston Globe que «me preguntó mi coeficiente intelectual» y el puntaje del SAT casi inmediatamente después de conocerla. Damon Watson, un ex compañero de cuarto de la universidad, insinuó el elitismo de Cruz y le dijo a GQ: «Dijo que no quería a nadie de ‘menor Ivies’ como Penn o Brown».

Y en un caso verdaderamente condenatorio que involucró a los militares, Cruz insultó a las tropas estadounidenses, burlándose de una cabo del ejército al tuitear, «Santo c ** p. Tal vez un ejército despierto y castrado no sea la mejor idea» (a través de El independiente). Control cruzado? Ted no tiene nada de eso.

La supuesta historia de misoginia y tiranía de Recep Tayyip Erdogan

Parecería que el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, busca castigar a cualquiera que hable en su contra. En 2016, la ex Miss Turquía Merve Büyüksaraç fue llevada a juicio luego de que publicara un poema satírico a través de Instagram, aparentemente insultando a Erdoğan, según The Guardian. Fue declarada culpable y recibió una «sentencia suspendida de 14 meses». La BBC señala que «casi 2.000 personas, incluidas celebridades y escolares, han sido procesadas en Turquía por insultar al presidente». De hecho, un chico de 16 años enfrentó una posible sentencia de cuatro años por insultar al presidente en 2014.

Además, ABC News informó que 13 personas, incluido un niño, fueron detenidas después de participar en una Marcha de Mujeres en la que supuestamente gritaron «eslóganes» sobre Erdoğan. Mientras tanto, el propio Erdoğan ha insultado rutinariamente a las mujeres, afirmando que tratar a las mujeres como iguales a los hombres «va en contra de las leyes de la naturaleza» (a través de The Guardian).

Y hay un grupo de personas en particular a quienes los críticos afirman que Erdoğan trata como basura: los armenios. The Washington Post sostiene que se ha acostumbrado a atacar racialmente a los armenios. El medio argumenta que Erdoğan considera que la palabra «armenio» es un insulto, después de haberle dicho a un reportero: «Me llamaron georgiano. Me disculpo por esto, pero incluso dijeron [something] peor: me llamaron armenio». El analista político Richard Giragosian dijo al periódico turco Today’s Zaman que Erdogan «a menudo usa un lenguaje extremadamente agresivo y belicoso cuando se refiere a los armenios o al problema armenio».

Si usted o un ser querido ha experimentado un delito de odio, comuníquese con la línea directa de VictimConnect por teléfono al 1-855-4-VICTIM o por chat para obtener más información o asistencia en la localización de servicios para ayudar. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911.

Vladimir Putin ha insultado a mujeres, homosexuales y periodistas

Cuando Winston Churchill describió a Rusia como «un acertijo envuelto en un misterio, dentro de un enigma», no contó con el flagrante maltrato de Vladimir Putin a la gente justo a la vista del público. Bajo su liderazgo, el presidente ruso ha sido responsable de implementar leyes dirigidas a las personas LGBTQ+. Como detalla Human Rights Watch, Putin firmó la ley de «propaganda gay» en 2013, que la organización considera «un ejemplo clásico de homofobia política», que pone en gran riesgo la vida de los jóvenes LGBTQ+. El propio Putin ha dado a conocer sus sentimientos hacia la comunidad gay, diciéndoles a los homosexuales que «dejen a los niños en paz, por favor» (a través de El guardián).

Putin ha dejado volar alto la misoginia en más de una ocasión. En 2013, hizo comentarios groseros hacia un grupo de manifestantes feministas en topless, proclamando: «Me gustó», antes de reducir a las mujeres a «chicas bonitas» y bromear diciendo que «no podía ver si eran rubias o morenas», como traducido por NPR. Time informa que también hizo una excavación personal con Hillary Clinton, diciendo: «Es mejor no discutir con las mujeres… Cuando las personas empujan los límites demasiado lejos, no es porque sean fuertes sino porque son débiles, pero tal vez la debilidad no lo sea». la peor cualidad para una mujer».

En un crimen que conmocionó al mundo, el disidente ruso Alexander Litvinenko fue envenenado con polonio en 2006 mientras vivía en Londres. Cuando Litvinenko murió, The Telegraph señala que Putin dijo: «El señor Litvinenko, desafortunadamente, no es Lazarus». Desde entonces, un informe concluyó que el asesinato de Litvinenko fue «probablemente» aprobado por Putin.

Si usted o un ser querido ha experimentado un delito de odio, comuníquese con la línea directa de VictimConnect por teléfono al 1-855-4-VICTIM o por chat para obtener más información o asistencia en la localización de servicios para ayudar. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911.

La supuesta insensibilidad de Newt Gingrich hacia las mujeres

El expresidente de la Cámara Newt Gingrich ha sido acusado de trato desagradable hacia las mujeres, incluidas sus propias esposas. Según The New York Times, cuando la primera esposa de Gingrich, Jackie, estaba en el hospital recibiendo tratamiento por cáncer, él fue a visitarla, solo para hablar sobre el divorcio. De buen tono. Según los informes, ella procedió a echarlo del hospital. Aparentemente, le explicó a su amigo por qué buscó el divorcio de Jackie: «Ella no es lo suficientemente joven ni lo suficientemente bonita para ser la esposa de un presidente. Además, tiene cáncer». Gingrich, sin embargo, niega haberse comportado alguna vez de esa manera.

Hablando con ABC News, la segunda ex esposa de Gingrich, Marianne, afirmó que, al igual que con Jackie, Gingrich solicitó el divorcio poco después de recibir un diagnóstico médico grave. Cuando le diagnosticaron esclerosis múltiple, Marianne dijo que su entonces esposo estaba presente con ella y «el médico me aconsejó cuando estaba sentada allí que no debía estar estresada. Él lo sabía». Sin embargo, Gingrich causó un estrés excesivo al buscar el divorcio para poder estar con su amante, Callista, con quien Marianne alegó que su esposo estaba teniendo una aventura extramatrimonial.

Sobre los inicios de la carrera política de Gingrich, el congresista demócrata Beryl Anthony Jr. corroboró las afirmaciones de que el político no era del agrado de todos y le dijo a Esquire: «Estaba lleno de odio y veneno. Lo impulsaba principalmente tratar de derribar el liderazgo y ganar poder político. «

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here